Por Alejandra Beltrán.

Mexicali, B.C.- Desde inicios del año pasado la Guardia Nacional ha estado en las aduanas de Mexicali con el propósito de revisar los cargamentos y combatir la corrupción. Si bien esto fue aceptado por el rubro empresarial y de transporte, se han presentado complicaciones.

Después de mucho análisis por varias empresas y cámaras empresariales se notó un rezago en la mercancía y suministros derivado de las acciones de la Guardia como revisar al 100% los cargamentos, pasando bajo los arcos de rayos. Además de que las revisiones aleatorias o “rojas” han incrementado el tiempo de revisión de 45 minutos a 3 horas, informó el presidente de CANACINTRA Mexicali Alberto Sánchez Torres.

Añadió que esto ha causado que muchas industrial locales tengan poco margen de tiempos en inventarios. Un margen de inventario de 15 días se redujo a 2 o 3 días.

“Esto puso en alerta a muchos empresarios, ya que, de seguir la situación, que sigue escalando, podría haber un paro productivo en varias industrias”, expresó Sánchez Torres.

Varios sectores empresariales incluyendo a CANACINTRA, agregó el líder industrial, se han reunido con los encargados administrativos de las aduanas, quienes son militares retirados, para llegar a acuerdos que faciliten el proceso de la aduana, explicando los lineamientos que se tienen, como de la certificación de Operador Económico Autorizado (OEA) que tiene varias industrias y su cadena de proveedores, una certificación rigurosa por sí sola.

Dada la información de Cámara Nacional Del Autotransporte de Carga (CANACAR) solo en Mexicali parece haber la revisión del 100%, donde la infraestructura que se maneja no es suficiente para verificar toda la carga enviada día a día y esto genera un cuello de botella que retrasa los suministros.