Interjet, inmersa en una huelga de casi un año, con deudas cercanas a los 40 mil millones de pesos y en proceso de conseguir inversionistas, busca reactivar sus operaciones en un plazo de seis meses, con una flota de 10 aviones y el objetivo de convertirse en una aerolínea troncal, regional y carguera, señaló su nuevo director general, Luis Federico Bertrand.

El nuevo director de la aerolínea dio a conocer que para lanzar la nueva versión de la aerolínea, denominada Interjet 2.0, se requiere de una inversión inicial de aproximada de 5 millones de dólares, y con miras a que en un periodo de 5 a 10 años se tengan inversiones de entre 350 y 400 millones de dólares.

Interjet, inmersa en una huelga de casi un año, con deudas cercanas a los 40 mil millones de pesos y en proceso de conseguir inversionistas, busca reactivar sus operaciones en un plazo de seis meses, con una flota de 10 aviones y el objetivo de convertirse en una aerolínea troncal, regional y carguera, señaló su nuevo director general, Luis Federico Bertrand.

El nuevo director de la aerolínea dio a conocer que para lanzar la nueva versión de la aerolínea, denominada Interjet 2.0, se requiere de una inversión inicial de aproximada de 5 millones de dólares, y con miras a que en un periodo de 5 a 10 años se tengan inversiones de entre 350 y 400 millones de dólares.

Con información de A21

Con imagen de EL CEO