Tijuana, B.C.- La zona este de Tijuana ha detonado con diversos proyectos gastronómicos en los últimos años y, a pesar de la pandemia, los empresarios restauranteros continúan apostando con nuevos establecimientos.

Así lo dio a conocer Juan José Plascencia, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) de Tijuana, quien estuvo en la inauguración de un nuevo restaurante llamado D´Capriccio.

Estamos muy contentos de apoyar a la gente que sigue creyendo en nuestra ciudad y que sigue invirtiendo, la verdad es que esta zona de la ciudad está en crecimiento y existen muchas oportunidades para quienes tienen ganas de emprender, apuntó.

El dirigente consideró que son tiempos no muy amenos, pero tampoco malos, pues aunque vamos saliendo de una pandemia, existen empresarios con las agallas y el empuje para salir adelante, lo cual se nota en el buen trabajo que hacen.

Por su parte, Walter Padilla, director del restaurante D´Capriccio, explicó que es una nueva propuesta de comida italiana, la cual forma parte del corporativo Cocina Mar y Tierra, que cuenta con otros establecimientos como Mariscos Mazatlán y Restaurante Las Tablas, así como pescaderías.

En esta ocasión estamos apostando por la tercera etapa del Río, donde vemos que hay un crecimiento importante; es una zona muy bien ubicada con hoteles, comercios y condominios en los alrededores, donde hay una gran afluencia de personas, señaló.

El directivo mencionó que D´Capriccio es un proyecto de cocina italiana donde, además, se promueven los productos de la región como los vinos, los quesos y los cortes de carne, entre otros.

Aquí trabaja talento joven, los chefs son recién egresados de gastronomía quienes tienen muchas ganas de salir adelante con nuevas ideas, por eso les estamos dando la oportunidad de que pongan en práctica sus conocimientos, destacó.

En cuanto al diseño arquitectónico, Walter Padilla expuso que se basa en un concepto contemporáneo, pero con raíces tradicionales italianas, inspirado en antiguas construcciones.

Finalmente, el directivo subrayó que el reto más grande como restauranteros es mantenerse en el gusto de la gente con calidad y servicio, con precios accesibles.