Mexicali, B.C.- Municipalizar los organismos operadores del agua del Estado a tres meses de concluir la actual administración estatal, sin un estudio previo o análisis sobre las condiciones en que se realizará, es una acción irresponsable que compromete financieramente a los Ayuntamientos, opinó Alberto Sánchez Torres, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) en Mexicali.

Calificó de erradas las prioridades del Gobierno del Estado, ya que su principal responsabilidad en estos momentos, debería de ser la de garantizar la seguridad de todos los bajacalifornianos ante la ola de violencia y homicidios que colocan a 5 de los 6 municipios de Baja California como los más peligrosos a nivel nacional.

“Definitivamente los industriales creemos que la municipalización de los organismos operadores de agua en estos momentos, trae consigo un trasfondo político, más que un cumplimiento a la ley o un compromiso de campaña”, indicó.

Sánchez Torres expuso que a los industriales les quedan muchas dudas sobre esta iniciativa enviada al vapor a días de concluir la actual legislatura, sobre todo cuando existen y están interpuestas demandas legales por parte de empresas que sufrieron cobros arbitrarios en el tema del agua.

Tan solo en Mexicali, aseguró, existen más de 100 demandas en contra de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) y sus titulares; si el día de mañana estos organismos operadores del agua son ya de orden municipal, no se sabe si recaerá en ellos las consecuencias de resoluciones a favor de las empresas.

Una vez más, dijo el líder de los industriales, los diputados que integran la actual legislatura del Estado, actúan como emisarios y acatan cualquier disposición del Gobierno del Estado, al igual que regidores y presidentes municipales emanados de Morena.

“Desgraciadamente en Baja California, no se cuenta con un contrapeso en la legislatura local o en los cabildos, mucho menos en las instituciones que deberían observar toda acción arbitraria o al margen de la ley”, expresó el titular de CANACINTRA Mexicali.

Puntualizó que es inadmisible que los Ayuntamientos, iniciando por los regidores y la Presidenta Municipal de Mexicali, acepten la responsabilidad de la municipalización de la CESPM sin una revisión minuciosa de lo que implica, cuando no tienen ni siquiera capacidad económica para bacheo, servicios de calidad o garantizar la seguridad tanto en la ciudad como en el valle de Mexicali.