La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujo el estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas, así como para el diésel, por lo que a partir de este sábado los conductores pagarán un poco más de impuestos para estos combustibles, principalmente en la gasolina regular o tipo Magna.

¿Qué es el IEPS? Es el gravamen que se paga por la producción y venta o importación de gasolinas, alcoholes, cerveza y tabacos, entre otros bienes, principalmente. Igual que el IVA es un impuesto indirecto, debido a que los contribuyentes no lo pagan directamente sino que lo trasladan o cobran a sus clientes (excepto en importación) y el contribuyente sólo lo reporta al SAT.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), esta medida se aplicará a partir del sábado 24 al 30 de julio de 2021.

Gasolina menor a 91 octanos (Magna): se pagará un impuesto de 2.74 pesos por litro, debido a que el estímulo bajó a 46.25%, desde 52.5% que se le asignó la semana pasada.

Gasolina mayor o igual a 91 octanos (Premium): se pagará una cuota de 3.51 pesos al aplicarse un estímulo de 18.51%, respecto al 23.6% de la semana previa.

Para el diésel: se pagará un impuesto de 4.67 pesos por litro al contar con un estímulo de 16.91%, contra 22.6% que recibió la semana pasada.

En México, se paga IEPS por cada litro de gasolina que se adquiere; no obstante, para evitar la volatilidad, la dependencia establece cada semana un estímulo fiscal con base en el tipo de cambio, precios de referencia internacionales y costos logísticos.

Con información de Milenio.