Bajo la dirección y liderazgo de Mizutani, la planta de Mazda alcanzó notables resultados, fortaleciendo su estructura operativa, aumentando su competitividad y rentabilidad, y estableciendo una base sólida para el futuro al incrementar significativamente la red de proveedores locales y la participación de personal nacional en puestos clave.

Por su parte, Iwashita, quien a partir de este mes de abril liderará la producción del Mazda2, Mazda3 y CX- 30 en México, se unió a Mazda en 1990 y ha ocupado diversos cargos en Mazda Motor Corporation, entre ellos: Gerente de Servicios Financieros, Gerente de Estrategia Corporativa, Gerente General del Departamento de Promoción de Planeación, y Gerente General de Planeación Corporativa y Desarrollo, entre otros.

Adicionalmente, cuenta con experiencia en la planta de Mazda en China, donde se desempeñó como Gerente General de Planeación y Finanzas.

Al iniciar sus actividades oficialmente en Guanajuato, Iwashita dio a conocer su misión al dirigir esta sede estratégica para Mazda: ‘este 2021 nuestra empresa cumple 10 años de fundación. Quiero sentar las bases para el desarrollo de los próximos 10 años y, al mismo tiempo, seguir contribuyendo tanto a la economía como a la sociedad de México’.

MAZDA PIONERA DEL ‘BOOM’ AUTOMOTRIZ EN EL BAJÍO

En el 2018, Chiharu Mizutani, en ese entonces CEO de Mazda de México Vehicle Operation (MMVO) nos abrió las puertas de su ‘segunda casa’, la planta de Mazda México ubicada en Salamanca, Guanajuato y nos brindó detalles de los procesos de producción, así como los retos a los que se estaban enfrentando.

Con la inauguración de la planta Mazda el 27 de febrero de 2014 fue como inicio el ‘boom’ automotriz en el país, sin embargo, se enfrentaron con varios retos, entre ellos la escasez capital humano calificado.

‘‘Cuando nosotros llegamos, nuestro personal no tenía nada de experiencia para trabajar en una empresa manufacturera automotriz. Nos encargamos de brindarles una capacitación especializada, la gran mayoría de nuestros colaboradores están comprometidos con Mazda, muestran ganas de aprender cosas nuevas, los capacitamos para que puedan producir productos de buena calidad, pero también que puedan disfrutar lo que hacen’’, platica Mizutani.

En dicha entrevista nos comentó que uno de los retos que tenía la compañía era buscar proveedores en México.

‘‘Nos gustaría tener más proveedores en México, siempre que hay un modelo reciente, buscamos proveedores nuevos y verificamos nuevas oportunidades de negocio. Queremos incrementar el porcentaje de los proveedores que hay aquí en el país. Si pensamos en la transportación, sería mejor que tengan una planta en la zona del bajío para que no sea complicado la transportación’’, explica Chiharu Mizutani.

Chiharu Mizutani compartió que para las empresas que deseen convertirse en proveedores de Mazda deben de acercarse a la compañía. ‘‘Siempre nosotros tenemos las puertas abiertas. Sin embargo, las partes que usamos ya tienen los derechos algunos proveedores, es por eso que es complicado cambiar de proveedor para que las otras empresas sean nuestros proveedores directos. Por el momento, lo que podríamos hacer es empezar a trabajar juntos con partes que no son tan complicadas para su desarrollo’’.

También nos explicó el porque decidieron instalarse en Salamanca Guanajuato. ‘La compañía japonesa decidió instalar la planta en territorio mexicano debido a la red de tratados comerciales, incluyendo NAFTA, TLC y ACE, aunado a ello la ubicación estratégica para exportar a América y Europa, la abundancia de gente joven y trabajadora, así como la amplia red de proveedores’, platicó Mizutani.

PROCESO DE PRODUCCIÓN:

El equipo de Cluster Industrial tuvo la oportunidad de entrar a conocer el proceso de producción de cada uno de los vehículos fabricados en la planta MMVO, desde que llegan a la nave los rollos de acero hasta que el auto queda totalmente listo para entregarse al cliente, aquí les platicamos un poco de lo que vivimos en el tour.

El proceso comienza en el área de estampado, ahí los rollos de lámina de acero se cortan a la medida necesaria para que coincidan con la forma y el tamaño de las partes de la carrocería que se hacen, las hojas de acero se cortan y doblan en grandes máquinas de prensa para producir partes de la carrocería.

El proceso de producción tiene consideraciones especiales que les permiten usar la máxima superficie de una lámina de acero y reducir la zona no usada al mínimo nivel.

Enseguida pasan a un proceso de soldadura a través de sus operadores y también por 140 robots con herramentales flexibles que permite la producción de modelos múltiples.

En el siguiente proceso se ensamblan los bajos laterales y el toldo, dándole forma a la carrocería y está la consideran como carrocería terminada. La carrocería se limpia para asegurarse de que la superficie esté limpia de polvos, suciedad o grasa.

Posteriormente, pasa al proceso de pintura, aquí se sumerge en un baño de recubrimiento para la prevención de oxidación con el fin de obtener una coloración muy fina, para ello emplean un sistema único de pintura húmeda, mediante la cual se aplican tres capas: la primaria, la capa de color y finalmente la capa de clara o barniz.

Después la carrocería pintada se envía a la fase de ensamble final, donde se instalan los motores, neumáticos, asientos y otros componentes para completar el vehículo; este proceso se caracteriza por su sistema de producción de modelo mixto.

Cuando el vehículo está totalmente ensamblado, pasa por otra área de inspección en donde revisan a detalle toda la unidad para asegurarse que la unidad cumple con los estándares de calidad, además son probados por expertos en una pista que se encuentra dentro del complejo, en donde verifican que el vehículo no tiene ninguna falla.

Por último, los vehículos son enviados ya sea por tren o por carretera a diferentes mercados de todo el mundo, la planta cuenta con una línea de ferrocarril al lado del complejo para el envío eficiente de cada auto.

Durante el tour que Mazda de México Vehicle Operation nos ofreció en el 2018 pudimos conocer a detalle cada uno de los procesos que se llevan a cabo para que cada unidad llegue al cliente final con los más altos estándares de calidad.

DATOS RELEVANTES DE MMVO:

-Es la única planta de Mazda en el hemisferio occidental (Continente Americano) y la más grande fuera de Japón.

-En 2011 se anunció la inversión en Guanajuato y en octubre del mismo año se coloca la primera piedra.

-3, 000 personas trabajaron en la construcción de la nave

-Fue en febrero 2014 cuando se inauguró el complejo Mazda de México Vehicle Operation (MMVO).

-Inversión: 770 Millones de Dólares.

-2016: Se contempló una producción de 230 mil unidades anuales de los vehículos Mazda 2 y 3

-Se comenzó atendiendo el mercado de Norte, Centro y Sudamérica, así como Europa

-Operando al 100% se pronosticó que emplearía a más de 4,600 personas, hoy en día son más de 5,500 colaboradores

-El complejo tiene una extensión de 256 hectáreas= a 341 canchas de fútbol

-Procesos: estampado, ensamble, pintura y vestidura final de los vehículos

-La planta Mazda requirió de dos años para entrar en operación

-Con la llegada de Mazda se consolidó la vinculación a las MiPyME´s al forjar oportunidades de negocio en varias áreas productivas

-En 2012 Mazda promovió la construcción de un parque de proveedores alrededor de la planta

-Y-Tec Keylex México, Darko Nishizawa Mexicana y Aki Seat Manufacturing de México fueron las primeras empresas en anunciar inversiones para establecerse en dicho parque.

La primera unidad fabricada fue un Mazda 3 Sedán para el mercado de Estados Unidos

-70% del material o de las partes de un auto Mazda son hechas en México

-La gran mayoría de las transmisiones llegan de la planta de Tailandia y otras de Japón.

Con información de Cluster Industrial

Con imagen de Periódico AM