• Preocupan secuestros de empresarios agroindustriales del Valle de Mexicali que han sido encontrados sin vida en San Luis Río Colorado.

Por Daniel Ibarra y Alejandra Ortiz

Mexicali, B.C.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) delegación Mexicali, hizo un llamado tanto al gobierno federal como estatal para solicitar su intervención ante el incremento en 300% de los crímenes de alto impacto en Mexicali en 2021 respecto al año pasado. El llamado específico es que la Guardia Nacional se instale en el Valle de Mexicali, tanto en el Ejido 43 como en Ciudad Morelos.

“Que la Guardia Nacional se instale en el Kilómetro 43 y Ciudad Morelos, y que hagan patrullajes constantes por la zona, que eso es lo que se requiere y amerita. Queremos que el Gobierno del Estado sesione en Mexicali (…) para resolver este problema”, sostuvo Octavio Sandoval López, presidente de COPARMEX.

El líder del organismo empresarial criticó que el gobierno estatal, esté de planta en Tijuana, y tome decisiones desde allá, sin conocer la problemática local de la capital bajacaliforniana.

“Que sesionen en el 43, en Cuervos, en el Nuevo León, para que estén buscando cómo solucionar el problema que ya tenemos en la comunidad y que los empresarios de la zona (Valle de Mexicali) nos solicitaron que fijáramos posicionamiento sobre este tema”, sostuvo Sandoval López.

Entre los delitos denunciados por COPARMEX Mexicali, son los secuestros y asesinatos que afectan principalmente al sector agropecuario y comercios del Valle.

“Son secuestros y asesinatos (…) y que van y los tiran a San Luis Río Colorado. Durante la última semana, secuestraron a tres personas y las encontraron, pero en San Luis Río Colorado. Imagínense, se encuentran cuerpos en San Luis, de personas que fueron secuestradas en el Valle de Mexicali”, manifestó el representante de COPARMEX. 

Durante su intervención, Sandoval López dejó en tela de juicio la veracidad de las estadísticas en materia criminal presentadas por el orden estatal.

Puntualizó, que se debe invertir en generar condiciones para el desarrollo de la zona rural de la ciudad, tan necesaria para mejorar calidad de vida y oportunidades de crecimiento económico.

“Regresemos al valle un poco de lo mucho que nos ha dado. Aún hay altos índices de marginación y pobreza que con lo que ocurre, se detonan para seguir creciendo, intensificando el círculo vicioso generado por una desatención e indolencia”, denunció.