Mexicali, B.C.- A través de un nuevo comunicado, la Conferderación Patronal de la Reública Mexicana (COPARMEX) delegación Mexicali argumentó que el haber aprobado la reforma a Ley de la Industria Eléctrica sin ningún cambio, se desatendió las voces de expertos, sociedad civil y empresas que alertaron sobre los efectos dañinos de la legislación.

“Es grave que no se haya generado un Parlamento Abierto en el Senado, lo que revela una intencionalidad política y no técnica, ni social, ni ambiental en su aprobación. Desde la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) lamentamos que el proceso legislativo se haya realizado en fast track, sin darle voz a los ciudadanos”, argumentó la cámara empresarial.

También lamentó que, como resultado de las modificaciones a la ley, México opte por impulsar las energías más sucias y más caras, con ellas se estaría regresando a prácticas de los años sesenta que son obsoletas, y contaminantes, las cuales generarán más costos de operación para CFE, lo cual afectará a los usuarios.

“En COPARMEX Mexicali consideramos que esta reforma no contribuye a revertir los 15 meses al hilo en los que la confianza empresarial se encuentra en niveles pesimistas. Nuestro país debe otorgar certeza a los inversionistas sobre las reglas a partir de las cuales se tomaron decisiones de inversión que ya se encuentran en operación”, expuso el comunicado. 

Añadió que en relación con las consecuencias legales, la modificación a la LIE puede terminar como letra muerta al provocar litigios desde su primer día que podrían llevarla a ser declarada inconstitucional, pues vulnera el artículo 28 de la Carta Magna.

Si queremos que México tenga una economía de bienestar, es necesario que se pague menos por los servicios y en este caso eliminar la competencia no es la vía para lograrlo, ya que para mantener los precios como se encuentran ahora se requerirá de subsidios que serán absorbidos por los ciudadanos a través de impuestos y otros esquemas. Además, es una reforma costosa en términos sociales porque podría influir de forma negativa en hacer aún más lenta la recuperación y privar al país de nuevos empleos, mencionó la cámara. 

“En COPARMEX queremos un país con futuro y eso implica apostar por tener un sistema eléctrico confiable, basado en energías limpias y que sea pilar para generar certeza a la inversión. Actuaremos para que esto sea posible, por lo que ya analizamos las rutas legales necesarias para evitar el daño al país y a su sector productivo”, finalizó.