Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Fortalecer la representatividad del sector manufacturero y maquilador de exportación ante las instituciones públicas y privadas, es el principal compromiso que refrendó Joaquín Jiménez Arriaga, al tomar protesta como presidente de INDEX Mexicali.

Expuso que durante su gestión será firme en su pronunciamiento a favor de la legalidad, de la certeza jurídica, de la coordinación y del trabajo en equipo, siempre en defensa de INDEX Mexicali.

“Para nosotros es clave la participación de los tres niveles de gobierno, por ello debemos darle un impulso al perfeccionamiento de los mecanismos que den certidumbre a la operatividad de más de 130 empresas y 72 mil trabajadores que forman INDEX Mexicali”, mencionó.

Jiménez Arriaga manifestó que ante los retos y cambios obligados por la pandemia del Covid-19, apostará por la coordinación de la iniciativa privada, del gobierno y la comunidad para salir adelante.

“Contamos con el talento, debemos agregar la voluntad y sobre todo el entusiasmo. Solo juntos podremos lograrlo”, mencionó el nuevo presidente de INDEX Mexicali.

Se expresó optimista frente a una recuperación económica de Estados Unidos, la cual tiene inmediata incidencia en la economía de México, que además se ha visto favorecida por la “incorporación agresiva” de otros países que ha generado un impacto positivo en las exportaciones de los productos IMMEX.

Expuso que junto a INDEX Nacional y sus 21 asociaciones alrededor del país, se reposicionarán frente al Gobierno Federal para pedir la implementación de reglas claras y permanentes que permitan la correcta operación de los esquemas de competitividad y productividad.

De igual forma, agregó que se con las instituciones hacendarias y de economía se insistirá en la activación plena de esquemas de confiabilidad, además de supervisar el correcto funcionamiento del programa al igual que el gobierno.

“Como portavoces de empresas debemos evitar daños irreparables a nuestra industria”, comentó Jiménez Arriaga.

Finalmente planteó que ante la nueva normalidad, puede garantizarse el desarrollo y crecimiento si se logra la coordinación con las instituciones estatales y nacionales siempre y cuando se mejore en la certidumbre jurídica para las empresas y emprendedores en su conjunto, la eliminación de la discrecionalidad y las excesivas regulaciones y en una política fiscal clara y competitiva.