Mexicali, B.C.- La pérdida prevista por los industriales ante el corte de suministro de gas natural por parte de Estados Unidos en la frontera norte del país, se estima en 18 mil millones de dólares, afectando la operación de empresas en los estados de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Chihuahua, señaló Alberto Sánchez Torres, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) en Mexicali.

La histórica nevada en el estado de Texas, que ocasionó el corte del suministro de gas natural a México, advirtió, es un llamado de alerta también para Baja California, ya que en el tema energético y suministro de gas natural, dependemos en gran medida de los energéticos que importamos del estado de California

Hoy más que nunca, señaló, México sigue dependiendo de nuestro vecino del norte y principal socio comercial, en temas energéticos y de gas natural para cimentar nuestro desarrollo económico, de ahí que es imperante establecer una relación de respeto mutuo.

Basta señalar que en Baja California, nuestro sistema eléctrico se encuentra interconectado y depende del sistema eléctrico del estado de California, sin embargo los convenios internacionales que sustentan el suministro de dichos energéticos, tienen candados que se ajustan en situaciones de emergencia como lo sucedido en Texas y hace años también en California, cuando las altas temperaturas obligaron a que estos suministradores privilegiaran suministrar gas natural y electricidad a su país.

Si bien, en esta ocasión, ante los apagones registrados en todo el norte del país, nos benefició como estado ser una isla energética, motivo por el cual Baja California no tuvo afectaciones en el corte del suministro eléctrico, la realidad es que es que de forma generalizada, es sumamente relevante la interconexión con el resto del país, así como generar nuevas fuentes de energía, como las renovables y la creación de proyectos de infraestructura viables, como una red de conducción de gas natural.

“De manera paralela, desde el punto de vista político, es imprescindible que las autoridades del Gobierno Federal, entiendan que Estados Unidos es el principal socio comercial y aliado de México, y si a eso le agregamos que dependemos para nuestra sustentabilidad económica de las interconexiones de gas natural, resulta por demás lógico e imperante el establecer una relación cordial y de respeto, en lugar de poner en riesgo inversiones, empleo y estabilidad”, enfatizó Sánchez Torres.

El líder de los industriales criticó que la actual administración federal no está invirtiendo, ni permite invertir en temas vitales para el desarrollo de la infraestructura energética, producción y almacenamiento que se requiere en México para no depender en gran medida de la importación e instó al Gobierno Federal para dejar de lado discursos estériles que solo entorpecen las relaciones bilaterales y ponen en riesgo las relaciones comerciales de nuestro país.