– Depende en aplicar la tasa adecuada, una tasa que no sea muy baja e impida la recaudación esperada ni una tasa muy alta que incentive la informalidad.

Tijuana B.C.- A finales de 2020 se tuvo un avance en la regulación de la cannabis por parte del Senado y pasó a diputados, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó un plazo para extender la discusión al próximo periodo de sesiones que inicia en este mes de febrero de 2021, y éste no es el primer esfuerzo para regular en la materia, señaló Pablo Cesar Castañeda.

El Socio de impuestos de la firma CAZA Consultores, al referirse a un resumen de este proyecto dijo que se pretende expedir la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, reformar y adicionar diversas disposiciones a la Ley General de Salud y del Código Penal Federal, pero no se hace mención a ninguna Ley fiscal como podría ser la Ley del IEPS.

Mencionó que en el proyecto de la Ley Federal para la Regulación de la Cannabis, se autorizan los siguientes usos de la cannabis y sus derivados: Uso adulto que seria personal, uso compartido por integrantes de Asociaciones de consumo del cannabis psicoactivo, comercialización para uso adulto; y de investigación, e industrial, en ambos exceptuando el uso medicinal del cannabis y sus derivados.

“Nos podría surgir la duda de ¿Qué es el cannabis psicoactivo?, para determinar si es cannabis psicoactivo debe contener THC igual o superior al 1 por ciento y el cannabis no psicoactivo es cuando contienen THC inferior al 1 por ciento, ahora ¿Qué es el THC?, la cannabis tiene más de 100 cannabinoides pero 2 de los más importantes son el CBD y el THC y es precisamente el THC un cannabinoide psicoactivo a diferencia del CBD”, explicó.

Castañeda detalló que va a ser posible la venta del cannabis psicoactivo sólo en establecimientos que sean autorizados por el instituto responsable así como deberá contar con una licencia.

“Queda prohibido el uso de niños(a) y adolescentes en cualquier actividad que involucre cannabis, se aplicarán multas de 100 hasta 3 mil veces el valor de la UMA, que sería un máximo de 268 mil 860 pesos, manifestó.

Para el autoconsumo, agregó que se pondrán tener hasta 4 plantas de cannabis psicoactivo dentro de la vivienda.

Indicó que un punto interesante que se ve, es la asociación de consumo del cannabis psicoactivo, para el que deben ser un mínimo de 2 asociados y un máximo de 20, su denominación no debe promover el consumo, dentro de lo que pueden hacer para el uso personal de los asociados es sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, y consumir, y podrán tener hasta 4 plantas de cannabis psicoactivo por asociado.

En la comercialización para uso adulto, añadió que se permite el cannabis psicoactivo, sus productos y derivados, y debe ser sólo a personas mayores de edad y obviamente a personas jurídicas constituidas legalmente.

Expresó que queda prohibida la venta de productos mezclados con cannabis psicoactivo como sería alcohol, tabaco, cafeína, bebidas energetizantes, así como la venta de más de 28 gramos por día a la misma persona.

“El proyecto contempla 5 tipos de licencias: Cultivo, transformación, comercialización, exportación o importación, y por último, investigación, en algunos casos las licencias serán excluyentes entre sí, esto es, sólo se podrá otorgar una licencia por titular”, indicó.

Este punto es importante, queda prohibido para socios, empresas subsidiarias, accionistas, familiares consanguíneos hasta el 4to grado, cónyuge, de quien sea titular de alguna licencia, la obtención de alguna otra que resulte una integración vertical de la industria.

La comercialización de Cannabis psicoactivo está limitado a 3 puntos de venta.

“Si nos vamos a sanciones penales, en el cannabis psicoactivo aplicarán cuando sea posesión superior a 200 gramos, si es de 28 a 200 gramos será una sanción administrativa, comentó.

Pablo Cesar Castañeda, destacó que en el ámbito recaudatorio, éste proyecto no incluye modificaciones en materia de IEPS, pero el titular de Hacienda, Arturo Herrera comentó que en caso de que sea aprobada la cannabis tendría que ser gravada con IEPS, impuesto que busca desincentivar el uso de bienes o servicios que directa o indirectamente producen males, como la gasolina que termina contaminando, el tabaco, la cerveza, etc.

Resaltó que una de las ventajas que ofrece la legalización de la cannabis es la recaudación de impuestos relacionados con las actividades alrededor de estos cultivos, desde la producción hasta la venta, y que tan sólo a febrero de 2020 California ha recaudado más de mil millones de dólares por impuestos obtenidos de la venta y producción de cannabis desde que la industria se legalizó y se puso en marcha en enero de 2018.

¿Cuánto podría recaudar México?

Ante este cuestionamiento respondió que los únicos referentes que se tienen en IEPS son las 3 iniciativas anteriores que sí incluyeron modificaciones a la Ley de este impuesto, que fueron presentadas la primera en 2017 y las otras 2 en octubre de 2019, proponían una tasa a la enajenación que va del 100 por ciento en la iniciativa de 2017, 15 por ciento para la 2da iniciativa y 160 por ciento en la última iniciativa.

“De acuerdo a datos del CONADIC para 2016 el mercado de cannabis en México representaba el 8.6 por ciento del total de la población, si a la población mayor de 18 años le aplicamos este porcentaje nos daría un mercado de cannabis de un aproximado de 8 millones de consumidores”, abundó.

Todo depende, dijo, en aplicar la tasa adecuada, una tasa que no sea muy baja e impida la recaudación esperada ni una tasa muy alta que incentive la informalidad, esto si nos basamos en el principio de la curva de laffer, sino aplicar aquella tasa que incentive los entes económicos de este sector.