El programa de estímulos fiscales que lanzó el presidente Andrés Manuel López Obrador al inicio de su sexenio para 43 municipios de la región fronteriza norte del país costó 76 mil millones de pesos en 2020, lo que representó un aumento de 16 mil 173 millones de pesos más respecto del año anterior.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) reportó en el Informe Tributario y de Gestión al Cuarto Trimestre de 2020 que los estímulos fiscales en la región fronteriza costaron 76 mil millones de pesos el año pasado.

Esa cifra resultó 27 por ciento más que los 59 mil millones de pesos que costó el programa en 2019, de acuerdo con lo reportado en la Cuenta Pública por el SAT.

La cifra de 2020 se compone de 73.2 mil millones de pesos de estímulo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y 2.8 mil millones de pesos del estímulo de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El SAT indicó que al cierre de 2020, fueron 135 mil contribuyentes los que optaron por el programa. Al interior, se ubicó que los grandes contribuyentes que optaron por aplicar fueron 80 en el padrón de estímulo al ISR, y 849 en el padrón de estímulo al IVA.

Luis Fernando Balderas, subprocurador de Acuerdos Conclusivos y Gestión Institucional de la PRODECON, señaló que en el primer año del programa hubo problemas relacionados con los avisos de los contribuyentes para participar en los estímulos, ya que el fisco negaba la inscripción por criterios que después se aclararon.

“Se logró una regla miscelánea porque había contribuyentes que tuvieron una condonación y la autoridad por ese motivo los sacaba del beneficio cuando no era requisito, pero la regla aclaró esos aspectos y el programa ha funcionado muy bien y con mínimas quejas”, expuso.

Con información de El Financiero.