El Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) está desarrollando el programa de inversiones más importante de su historia, con una capitalización de 12 mil millones de pesos para los próximos cinco años.

En entrevista con A21, Ricardo Dueñas, director general de OMA, señaló que la mitad del monto será invertido en el aeropuerto clave del grupo aeroportuario, Monterrey. Sin embargo, también se contempla la construcción de una nueva terminal en Ciudad Juárez y en Culiacán, así como renovaciones e inversión en pavimentos, rodajes y pistas en todos los demás aeropuertos, señaló.

El objetivo a largo plazo es consolidar a Monterrey como el hub para la región norte del país, por lo que en este aeropuerto, OMA invertirá 6 mil 740 millones de pesos entre 2021 y 2025, de acuerdo con el Programa Maestro de Desarrollo.

La inversión contempla las nuevas realidades que se ven: como procesos más ágiles y reducir la interacción del pasajero lo más que se pueda. También construiremos un ala dedicada a las líneas aéreas de bajo costo y, más adelante, una para las aerolíneas legacy. Con todo esto, pensamos tener un crecimiento de más del 50 por ciento de la capacidad de tráfico, con espacio para 18 millones de pasajeros anuales”, señaló Dueñas.

Asimismo, la construcción de nuevas terminales en Juárez y Culiacán permitirá duplicar la capacidad de estos dos aeropuertos, en comparación con el pico de pasajeros que tuvieron en 2019, previo a la pandemia por el Covid-19; ambos se encontraban cerca de la saturación.

Sin embargo, la saturación aeroportuaria no se da únicamente por la falta de infraestructura en terminal: también puede ser ocasionada por carencias en pista. En este sentido, OMA también dirigirá una parte de sus montos a renovar el pavimento en sus aeropuertos y permitir la entrada de aeronaves de nueva generación como son los A321neo.

En los próximos cinco años, OMA invertirá mil 24 millones pesos en el aeropuerto de Culiacán; 959 millones en Ciudad Juárez; 718 millones en Chihuahua; 388 millones en San Luis Potosí; 313 millones en Acapulco; 320 millones en Durango y Mazatlán, respectivamente; 278 millones en Torreón; 276 millones en Tampico; 245 millones en Reynosa y Zihuatanejo, respectivamente y 145 millones en Zacatecas.

El presente: el Covid-19

La crisis por el Covid-19 ocasionó que el tráfico de pasajeros totales en OMA cayera 52.3 por ciento en 2020, en comparación con el año previo, de acuerdo con sus cifras mensuales.

El aeropuerto más afectado fue el de Tampico, con una caída porcentual de 63.4 por ciento, mientras que Mazatlán registró el menor descenso, el cual únicamente fue del 36.2 por ciento, gracias a ser un destino turístico importante en el país.

Domésticamente, los aeropuertos de OMA recibieron 9 millones 877 mil pasajeros, mientras que internacionalmente fue de un millón 184 mil. Para hacer frente a esta nueva realidad, OMA ha tenido que trabajar desde varios ángulos.

“Lo más importante es trabajar en fortalecer la confianza de los usuarios y ahí lo hemos trabajado en dos frentes: primero la capacitación del personal, mientras que el otro es la adaptación física de las instalaciones, con la puesta de acrílicos, la toma de temperaturas, la desinfección de algunas zonas, etcétera. Hemos conseguido diversas certificaciones internacionales, como de la Organización Mundial de Turismo y el Consejo Internacional de Aeropuertos”, detalló Ricardo Dueñas.

Asimismo, OMA inició la semana pasada a ofertar pruebas de detección del Covid-19 al público en general, luego de que el gobierno de Estados Unidos estableciera la obligatoriedad de las mismas para ingresar a su territorio.

“Dentro de 11 de los 13 aeropuertos de OMA, que son los que tienen operaciones internacionales, tenemos módulos donde los pasajeros y no pasajeros pueden hacerse las pruebas de antígeno con costos competitivos de 400 pesos y en 15 minutos ya están los resultados”, puntualizó Dueñas.

Con información de A21.