Hoy arrancamos el segundo día de febrero de 2021 y el día de ayer tuvimos asueto a nivel nacional por la celebración de más de 100 años de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Como todas las semanas, en este espacio de comunicación que me permite llegar a los industriales, amigos de CANACINTRA y a la comunidad en general, quisiera dedicárselo a lo que hemos vivido y seguimos viviendo en estas primeras semanas del año, en donde las lluvias nos hacen recordar y retomar las grandes necesidades que tenemos que afrontar como ciudad a consecuencia del clima.

Recuerdo que hace muchos años, definíamos como una de las grandes prioridades para Mexicali, el resolver el problema de los pluviales y se determinó en su momento como la obra más importante que debíamos de estar realizando para terminar de una vez por todas con esos grandes trastornos que nos generaba no contar con esa infraestructura.

En su momento, se determinaron varias maneras para generar recursos entre los cuales destacaban incrementos en el costo del agua, en donde una parte se destinaría exclusivamente para proyectos pluviales, otros eran créditos con recursos internacionales, sin embargo, al pasar los años está claro que el problema no ha sido resuelto y que seguimos aspirando a que un día nuestra ciudad cuente con una infraestructura pluvial adecuada que nos permita avanzar en un desarrollo económico integral.

Esta reflexión la traigo a colación por la reciente declaración de la titular de Obras Púbicas Municipales del XXIII Ayuntamiento de Mexicali, en donde enfáticamente expresó que se requieren de muchos millones de pesos para ampliar y modernizar la infraestructura pluvial sobre todo en drenes y en obras que necesitamos realizar.

Para nadie es un secreto que las lluvias son el principal factor de deterioro en los pavimentos en Mexicali, ya que no se cuenta con drenaje pluvial, esto genera baches y de manera paulatina los pavimentos se van perdiendo y se transforman en polvo, que se suma a las ya de por sí, partículas suspendidas en el aire, provocando con esto que Mexicali siga siendo una de las ciudades más contaminadas en el país y sus consecuencias en el tema de salud que se agravan hoy por el tema de la pandemia.

Por otro lado, es preocupante que la “obra estratégica” anunciada para Mexicali por parte de  la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (SIDURT) dentro del programa de obras y acciones para 2021 en Mexicali sea la rehabilitación de la carretera Abasolo en Islas Agrarias con una inversión de tan solo 20 millones de pesos.

Vemos que las acciones emprendidas por el Gobernador del Estado, en el tema de agua y de manera particular en Mexicali, en donde las empresas no deben agua, sino que se les ha cobrado de manera injustificada derechos de conexión, ha alcanzado hasta el último reporte, la cifra de mil 500 millones de pesos en Baja California.

Por su parte,  el Secretario para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA), Salomón Faz Apodaca y el Director de la Comisión de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) Armando Fernández Samaniego, prometieron utilizar los cobros de derechos de conexión precisamente para infraestructura de pluviales en beneficio de Mexicali, pero la realidad es que eso no ha sucedido.

De acuerdo a los últimos datos brindados por la Secretaría de la Función Pública en sus conferencias públicas, solo dos proyectos de infraestructura en Mexicali, han sido beneficiados con ese recurso: la limpieza del Río Nuevo y la red de agua potable para el desarrollo habitacional montaña y mar, cuyo monto en ambos proyectos no llega a los 20 millones de pesos, pero lo más triste del caso es que solo la empresa FISAMEX, la responsable de las auditorías y los cobros indebidos en los derechos de conexión ha recaudado como parte de sus honorarios más de 300 millones de pesos en todo el Estado.

Reflexión Final:

En estos momentos debemos de exigir que haya transparencia y uso adecuado de los recursos, debemos de tener plena convicción de cumplimiento en su destino. Sin embargo nada nos indica que en esta ocasión será diferente y muy seguramente, muchos de estos recursos, estarán siendo parte de esfuerzos políticos para apuntalar campañas.

LIC. ALBERTO SÁNCHEZ TORRES
PRESIDENTE DE CANACINTRA MEXICALI