Ciudad de México.- A The Walt Disney Company le tomó un año lo que a Netflix nueve: llegar a 86 millones 800 mil suscriptores en su plataforma de contenido bajo demanda Disney+. México, al igual que al resto de la región de América Latina, juega un papel importante en la generación de los contenidos que alimentan a esta compañía, golpeada por la cuarentena en cuanto a sus negocios de parques de diversiones y películas.

En noviembre del año pasado, Disney anunció que invertirán en setenta producciones en América Latina, de las cuales 21 estarán manufacturadas en México.

El director general de The Walt Disney Company México, Miguel Vives, dijo que hay muy buenos comentarios del contenido producido en México y que ha tenido una gran evolución y que para él está en los primeros lugares.

Antes de ser nombrado como director general en México en noviembre pasado, Vives se desempeñó en Brasil por 10 años trabajando para Disney, compañía en la que lleva 27 años, y al preguntarle sobre cómo ha cambiado el mercado local para Disney desde que él estuvo en el país, responde que al consumidor le gusta más su contenido, además de que tienen un portafolio mucho más amplio que ahora incluye a ESPN e incluso al boxeador El Canelo Álvarez o series como The Walking Dead.

El plus para el cliente

El pasado 12 de noviembre Walt Disney Company reportó que en su último trimestre fiscal los ingresos de sus parques de diversiones se desplomaron 61 por ciento a tasa anual. Sin embargo, desde entonces hasta la fecha, el precio de las acciones de la compañía ha remontado más de 25 por ciento. La razón que alimenta la ambición de los accionistas se llama Disney+, aunque ahí no se agota el universo Disney y la demanda contenida por los parques previsible regresará y ese enorme potencial también alimenta el entusiasmo de Vives con respecto a su nueva posición para detonar el potencial del mercado mexicano.

Lo que viene

En cuanto a los lanzamientos de películas, Miguel Vives reitera que para Disney la primera ventana para sus trabajos, a diferencia de otros estudios, es la sala de cine, pero debido a que el consumidor está en el centro de sus negocios, analizan cómo cubrir una buena experiencia para no perder la fidelidad de sus usuarios.

En el caso de su próximo estreno, la película animada Raya y el último dragón, se abre la posibilidad de que se estrene de manera simultánea tanto en cines como en la plataforma Disney+.

No obstante, aclara que no será siempre así y que van a ir revisando caso por caso, aunque reitera que la visión es primero sala de cine y después plataforma bajo demanda, lo cual es una excelente noticia para las salas en México.

Con información de Excélsior.