Los colchones de las finanzas públicas de México se desinflan ante un menor ritmo en la llegada de ingresos al sector público vía recaudación de impuestos y exportación de petróleo.

Al cierre de 2020, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) reportó un saldo de 9 mil 497 millones de pesos, cuando el cierre de 2019 sumaban 158 mil 543 millones, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el cuarto informe trimestral de 2020 de las finanzas y deuda públicas.

El FEIP en conjunto con el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) son los fondos que se generan de excedentes en los ingresos de años pasados, y se activan ante la falta de ingresos presupuestados. En 2019 y 2020 Hacienda utilizó recursos de estos fondos para subsanar la falta de ingresos programados, especialmente los petroleros.

“En el año pasado, por la profundidad de la caída de los ingresos, se activó el FEIP para que pudiéramos utilizarlos como un mecanismo de compensación de los ingresos, que para eso prácticamente fue diseñado”, explicó en conferencia de prensa Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda de México.

En tanto, el FEIEF cerró el año 2020 con 30 mil 649 millones de pesos; la mitad de lo que cerró en 2019: 60 mil 460 millones de pesos.

“El FEIEF logró compensar más del 95 por ciento de la caída de los ingresos por transferencias federales para los estados en 2020, por lo tanto fungió con mucha efectividad hacia aminorar el impacto en las finanzas públicas subnacionales, sin embargo, lo que se logró con los estados es que el FEIEF mantuviera una bolsa de 30 mil millones de pesos para 2021”, explicó el subsecretario.

Analistas de calificadoras de crédito y especialistas en finanzas públicas han advertido que la falta de recursos en estos fondos, la poca o nula llegada de ingresos por remanentes del banco central y la situación financiera de PEMEX amenazan la estabilidad de las finanzas públicas para 2021. Y que uno de los riesgos en estas también es la perspectiva optimista que tiene Hacienda para el crecimiento económico.

No obstante, el funcionario comentó que no cambiarán la estimación del PIB contemplada en el paquete económico 2021, y que lo más probable es que venga por arriba de lo estimado, por lo que podemos tener más ingresos a lo programado”, dijo.

La SHCP estima un crecimiento del PIB para este año de 4.6 por ciento, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó su perspectiva esta semana a 4.3 por ciento, un índice más cercano al de Hacienda.

“El 4.6 por ciento que estimamos no incluía un despliegue de vacunación como el que estamos iniciando en el país, ya se han vacunado más de 600 mil mexicanos, planeamos tener vacunados a 14 millones de mexicanos en el primer trimestre”, dijo.

Hacienda descartó que ante la situación de emergencia sanitaria se requiera de recursos de la línea de crédito flexible del FMI, o se recurra a más deuda de la aprobada en el Congreso.

“Tener la línea de crédito flexible disponible y que no la usemos nos permite mandar una señal a los mercados de que todavía tenemos un colchón de liquidez que pudiera utilizarse siempre y cuando se haga dentro del techo de endeudamiento aprobado por el Congreso”, culminó.

Con información de Expansión.