El gobierno federal y la iniciativa privada y sociedad, deben trabajar unidos para lograr la necesaria reactivación económica y la recuperación de empleos que demandan los mexicanos ante un panorama adverso en que se prevé para este año, expuso la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX). 

Luego de que el INEGI diera a conocer que el año pasado se registró una caída de 8.5 por ciento en su comparación interanual  por los efectos del Covid-19, la COPARMEX subrayó:

“No podemos permitir un rebote inercial de la economía en 2021. Necesitamos trabajar decididamente para lograr una recuperación sostenible y que contemple todos los sectores económicos y regiones del país. Se requieren acciones diferenciadas y a la medida de las circunstancias que enfrentan las distintas regiones y sectores del país”, planteó.

Desde COPARMEX reiteramos nuestra disposición al diálogo y a la colaboración con el gobierno, las empresas y la sociedad, para lograr recuperarnos de esta caída histórica. La vacuna a la crisis económica debe ser la sensibilidad y el apoyo solidario entre trabajadores, empresas y gobierno”, insistió.

Afirmó que lo más importante de una caída de la magnitud como la que se experimenta son los impactos en el empleo y los ingresos de las familias. 

Recordó que el año pasado se perdieron 648 mil empleos formales y los ingresos de los trabajadores se han visto afectados. Además, según el INEGI, 40 por ciento de los hogares reporta una disminución de sus ingresos.

Con ello, destacó, las empresas también han visto los estragos de esta caída de la economía. En un marco en el que 80 por ciento de las empresas reportó una disminución en sus ingresos. 

“A pesar de ello, es importante resaltar que las y los empresarios han hecho un enorme esfuerzo por mantener los empleos y cumplir con sus obligaciones fiscales”, puntualizó la cámara empresarial.

Si bien México registrará una de las mayores caídas en su actividad económica entre los países latinoamericanos, es también el que reporta una de las menores pérdidas porcentuales de empleo formal”, indicó.

“Países como Uruguay, Colombia y Chile casi duplican el porcentaje de pérdida de empleo formal en comparación con nuestro país, esto confirma el enorme compromiso de los empresarios y propietarios de negocios de todos tamaños”, expuso.

Insistió en que el Plan de Reactivación debe enriquecerse con medidas concretas que puedan contener el debilitamiento del mercado laboral.

Por ello recordó que proponen los denominados Remedios Solidarios para proteger el empleo, apoyar a aquellos trabajadores que perdieron su empleo, e incentivar la creación de nuevas fuentes de trabajo. También, se requieren medidas para fomentar y facilitar la inversión como la depreciación acelerada y la agilización de trámites en lo federal y local.

Con información de Grupo en Concreto.