Ciudad de México.- La directora de análisis económico de la casa de bolsa Finamex, Jessica Roldán, prevé que durante este año el Banco de México (BANXICO) brinde al gobierno hasta 80 mil millones de pesos, un colchón para las finanzas públicas. Sin embargo, también será necesaria una reforma fiscal, esto con el objetivo de que las calificadoras no reduzcan las notas de México. 

“El banco central dará un remanente de operación pequeño, pero positivo al gobierno federal. Estamos esperando que se encuentre en alrededor de 55 mil a 80 mil millones de pesos”, dijo en conferencia.

Acerca de la reforma fiscal, señaló que el objetivo es que el país pueda mantener su grado de inversión. 

“En caso de no haber una reforma fiscal, que convenza, y que a lo largo del proceso de implementación se haga de manera efectiva, podríamos ver un peligro más latente para la calificación. Si no vemos esta propuesta de reforma, esto sí podría poner en problemas a la calificación soberana, podríamos ver reducción en las calificaciones”, expuso.

La expectativa de Finamex es que este año la economía avance 3.5 por ciento, cifra que considera que la vacunación de la población contra el Covid-19 tome de 15 a 18 meses y que, por ende, la economía vaya recuperándose conforme disminuyan las medidas de distanciamiento social.

Roldán mencionó que dicho avance será un “rebote” y no como tal una recuperación y alertó que la economía mexicana ya enfrentaba problemas desde antes de la pandemia, los cuales podrían frenar el avance de la misma.

Es importante señalar que a pesar del avance en materia de exportaciones, en el mercado interno no ocurre lo mismo, debido a que el desempleo ha impactado en el nivel de consumo. 

En cuanto al cambio de administración en Estados Unidos, consideró que al inyectarse más estímulos se beneficiará a la economía mexicana, debido a una mayor demanda de exportaciones, mientras que dichos recursos tendrán un impacto en la llegada de remesas.

Con información de Excélsior.