La recuperación económica del país dependerá de la velocidad con la que se controlen los contagios de Covid-19, de ahí el interés del sector privado en colaborar con el gobierno en el plan de vacunación, y para ello ha puesto a su disposición desde meses atrás, infraestructura logística y personal especializado, dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Estamos cien por ciento de acuerdo que el esquema (de vacunación) y prioridades, sea definido por la autoridad, que la autoridad ponga las reglas y forma de funcionamiento. Nosotros ofrecemos solamente las capacidades para ayudar en tres objetivos: distribución y logística; aplicación de la vacuna; y apoyo al financiamiento”, dijo.

Alcanzar la meta del plan de vacunación a nivel nacional, la “inmunidad del rebaño”, implica llegar al menos a 10 millones de personas por mes a partir de febrero o marzo, cuando se espera lleguen vacunas “por millones” de los diferentes laboratorios, por lo que esto solo podrá alcanzarse con la colaboración del sector privado, que desde meses atrás ha puesto a disposición del gobierno federal su participación.

Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud del CCE, señaló que “para que podamos aspirar a recuperar la economía, necesitamos primero recuperar la salud de nuestra población. Un atraso en cómo se implementa la estrategia de vacunación que no nos lleve a maximizar esa agilidad y esa eficacia en la aplicación de las mismas, lo único que hará es también retrasar la recuperación económica que tanto necesitamos”, apuntó en conferencia de prensa.

Por ello, aseguró Salazar Lomelín, será importante que la Secretaría de Economía considere totalmente al sector privado en el plan de reactivación que se presentará esta semana.

“No conocemos el plan, pero esperaría, y más después de la reunión que sostuvimos el viernes con la secretaria Clouthier, que se invite cien por ciento al sector privado porque la reactivación no se va a dar si el sector privado no invierte, si no tiene la tranquilidad en las reglas del juego, si no tiene la posibilidad de aprovechar las múltiples oportunidades que México tiene”, dijo por su parte el presidente del CCE.

Ofrecen capacidad

El sector privado está en condiciones de apoyar, dijo Vicente Yañez, presidente de la ANTAD, al señalar la existencia de 15 mil farmacias de cadenas y tiendas, y ocho mil consultorios médicos, para ayudar a aplicar las vacunas; y para distribuirlas, existe una red logística importante, además que muchas empresas están interesadas en vacunar a sus empleados, “y eso liberaría carga al gobierno y podríamos alcanzar más rápido la meta de vacunación, y también hay muchos particulares que no quieren esperar a que les toque turno de la vacuna y eso también liberaría recursos al gobierno”, señaló el ejecutivo.

Por su parte, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (CONCANACO-SERVYTUR) puso a disposición de las autoridades las 256 sedes que la integran en 900 ciudades, y a sus 750 mil afiliados para participar en la aplicación de vacunas en sus centros de trabajo.

Con información de El Financiero.