Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Al presentar un balance del impacto económico durante 2020 en la región, el presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CANACINTRA), Enoch Castellanos Férez recordó diversos acontecimientos que poco o nada favorecieron al sector industrial.

Recordó la consulta ciudadana que resultó desfavorable para que Constellation Brands se instalara en la capital del estado, hecho que desde su perspectiva sentó un precedente negativo.

“CANACINTRA salió en una conferencia de prensa encadenada con sus 76 delegaciones en todo el país (…) a condenar esta violación al estado de derecho porque era el primer precedente negativo para la atracción de inversiones”, comentó.

Tras referir que además se afectó a toda una cadena de proveeduría, Castellanos Férez mencionó que dicho tema fue el augurio de lo que sería el año 2020, con un panorama de hostilidad contra la inversión privada sumado a los efectos de la pandemia.

En otro tema, añadió que la cámara empresarial en Baja California sostiene una “relación de claroscuros” con el gobierno estatal y municipal.

“Tuvimos aumentos de impuestos, se estableció la creación de una oficina de recaudación, un SAT en Baja California y no se han generado apoyos necesarios como sí lo han hecho en muchos países del mundo”, expresó el presidente nacional de CANACINTRA.

Expuso que las auditorías del agua y cobro por derecho de conexión han representado una sacudida económica para todas las empresas de la entidad, situación que la cámara empresarial reprueba.

“Muchas empresas decidieron irse por la vía legal pero esto ha sido transversal, no únicamente a la industria”, mencionó al referir que también se ha afectado a las tiendas de autoservicio, así como al sector hotelero y restaurantero.

Otro acontecimiento negativo para CANACINTRA Mexicali, dijo, fue resentir la expulsión del Consejo de Administración de la Comisión Estatal de Servicios Públicos.

“Esto es nuevamente un atentado contra los empresarios de la región”, expresó Castellanos Férez.

Por último enfatizó en la carencia de energía eléctrica en Baja California al recordar el proyecto detenido en 2017 que pretendía conectar a la entidad con el resto del país mediante una licitación con alrededor de mil 400 de una línea de transmisión.

“Esto tiene un doble efecto: No tenemos la redundancia que pudiéramos tener al estar conectados a una red diferente de la tradicional (…) pero además si hacemos uso de la gran vocación que tiene en energía eólica, geotérmica y fotovoltaica la región de Mexicali, podemos también enviar energía eléctrica hacia el resto del país”, planteó al mencionar que al no concretarse el mencionado proyecto fue un gran freno para impulsar la economía de la región.

El presidente nacional de CANACINTRA puntualizó que se seguirá impulsando una política energética moderna que cubra todas las necesidades.