Por Michel Torres

Tijuana, B.C.- En los más recientes años se han generado diversos cambios en el modelo de negocios, así como la perspectiva personal de los empleados y  del área de Recursos Humanos. Dicho panorama ha originado nuevas habilidades y nuevos trabajos, planteó Gerardo García Rojas, director nacional de Career MERCER al exponer el tema “Retos para la compensación integral 2021” en la junta mensual de socios de ARHITAC.

“Hay un modelo de entrega virtual, un modelo de entrega a distancia cada día más fuerte”, comentó al abundar que dentro de las perspectivas de los empleados se busca una mayor calidad de vida.

Sumado a lo anterior, refirió que actualmente se da un mayor uso de la inteligencia artificial  y la automatización de procesos. Tales factores convertirán al área de Recursos Humanos en un “coach” para los negocios y las organizaciones.

“Tenemos que tratar de balancear dos aspectos: uno, en el que el negocio nos pide que seamos ágiles y que seamos empoderados para poder modificar los comportamientos de nuestra gente, pero también por el otro lado, nuestra gente nos pide que seamos equitativos y que seamos transparentes”, explicó García Rojas.

El director nacional de Career MERCER detalló que en la actualidad se detecta en gran medida el origen de las Recompensas Ágiles, el Pago por Habilidades y las Recompensas Personalizadas.

Respecto a las Recompensas Ágiles, expuso que se refiere a una compensación que va más allá de la limitante en la descripción de un puesto de trabajo.

“Todo lo que tiene que ver con la revisión anual de salario va a cambiar y esto se va a convertir en una evaluación constante de objetivos y de metas cada trimestre seguramente”, agregó.

El Pago por Habilidades, explicó que consiste en un mayor pago a aquellas personas que poseen “cierto grupo o cierto set de habilidades”. Abundó que cuando una organización busque nuevos talentos, no se va a buscar por descripción de puesto sino por habilidades específicas como la agilidad mental o habilidades de transformación digital, por mencionar algunas.

El salario dependerá entonces del nivel de conocimiento de una persona y sus respectivos aumentos se generarán acorde a la adquisición de más habilidades.

Las Recompensas Personalizadas, constan de personalizar las ofertas individuales en función de lo que resuene con los segmentos de la fuerza laboral en todo el espectro de recompensas totales.

García Rojas añadió que también consiste en deconstruir la experiencia del empleado para identificar los momentos que importan y las implicaciones para la paga.

Añadió que otro factor a considerar y que es exigido en gran medida por los empleados, es la transparencia salarial.

“Quiero transparencia en cuanto al pago, y quiero transparencia si somos dos puestos que estamos haciendo lo mismo pues obviamente queremos saber si estamos bien pagados o mal pagados”, mencionó.

La transparencia, agregó el director nacional de Career MERCER, es tarea difícil para los gerentes de Compensaciones y de Recursos Humanos porque se necesita ser muy claro y concreto, lo que puede propiciar un ambiente de tensión al tener la necesidad de presentar a detalle cuánto se invierte y cuánto se paga a los empleados.

Dos fuerzas disruptivas que también tomarán gran fuerza en los próximos años, continúo, son los Sistemas de Recompensas Inteligentes y las Recompensas Responsables, las cuales vendrán a transformar la compensación laboral de hoy en día.

“Recursos Humanos y los compensólogos nos volveremos más en asesores de viabilidad de negocio, de qué tan fácil podemos accesar a ciertos esquemas y realmente qué tan justos somos en nuestros modelos”, comentó.

Puntualizó que en la actualidad la automatización ayuda en muchas tareas analíticas, sin embargo el área de Recursos Humanos se moverá en un espectro de función independiente que solamente asesora, sobre todo en la experiencia del empleado.