La producción industrial en México avanzó 1.1 por ciento a tasa mensual durante noviembre, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El instituto detalló que el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), se ubicó en los 97.9 puntos, todavía por debajo de los niveles registrados antes de la pandemia, cuando se situó en 98.5 unidades en marzo.

Además, es su menor alza desde septiembre. En dicha fecha subió 0.7 por ciento, y suma seis meses consecutivos en terreno positivo.

De acuerdo con el comunicado, el incremento del IMAI fue resultado de la fuerte alza en la construcción y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y gas.

La industria de la construcción presentó un incremento de 2.2 por ciento a tasa mensual en el onceavo mes del año.

Esta alza se vio impulsada por un aumento de 3.3 por ciento en el segmento de la edificación. Mientras que, las obras de ingeniería civil cayeron 1.4 por ciento y trabajos especializados para la construcción descendieron 1.2 por ciento.

Por su parte las industrias de la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas presentaron un decremento de 2.3 por ciento a tasa mensual, su mayor caída desde septiembre.

Las industrias manufactureras no presentaron cambios en octubre, con ellos suma seis meses consecutivos con incrementos.

Ocho de las 22 industrias manufactureras reportó ‘números positivos’, entre las que destacó el incremento de 8.3 por ciento mensual de la fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica.

De acuerdo con el reporte del INEGI, la industria de la minería presentó un avance de 0.1 por ciento a tasa mensual, su sexto mes consecutivo con incrementos.

De manera anual, el indicador presentó una caída real de 3.3 por ciento en noviembre, con base en cifras desestacionalizadas.

Por sectores de actividad económica, la construcción disminuyó 8 por ciento, las industrias manufactureras 1.2 por ciento, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final 7 por ciento y la minería 2.5 por ciento.

Con información de El Financiero.