Ensenada, B.C.- Luego del anuncio de que la línea naviera Carnival continuará la suspensión de arribo de cruceros hasta cuando menos el mes de septiembre, el primer edil Armando Ayala Robles señaló que se reforzarán las estrategias que permitan atraer más turistas por la vía terrestre.

El presidente municipal subrayó que si bien el hecho de que sigan sin llegar cruceros turísticos al puerto es un duro golpe para la economía local, se deben de tomar medidas para mitigar las afectaciones a este importante sector del municipio.

“Debemos, sociedad y gobierno, continuar trabajando de manera estrecha en acciones que permitan generar visitantes, informándoles que se toman todas las medidas preventivas y sanitarias contra el coronavirus”, externó.

Ayala Robles recordó que el puerto de Ensenada es el principal destino de arribo de cruceros turísticos del pacífico mexicano, siendo esta actividad el sustento de miles de familias ensenadenses.

En ese sentido, resulta fundamental generar estrategias de todo tipo, que permitan mitigar los efectos adversos en la economía, prosiguió, así como coadyuvar para que se logre mitigar la propagación del virus, que permita a Baja California salir del semáforo epidemiológico en color rojo.

“Se deben conjuntar esfuerzos en materia de salud, desarrollo económico y sustentable para fortalecer una de las vocaciones de Ensenada, para lograr que el municipio siga siendo uno de los destinos predilectos del turismo nacional y extranjero”, enfatizó.

El alcalde recordó que al puerto de Ensenada han dejado de arribar cruceros desde el pasado 14 de marzo de 2020, por el inicio de la pandemia por el Covid-19.

Desde marzo de 2020 se estima que dejaron de atracar cerca de 215 arribos de cruceros turísticos, lo que dejó una contracción de derrama económica de los 41 millones de dólares, solamente derivados del gasto promedio de los turistas, más el gasto de la tripulación y los derechos portuarios de atraque.   

El último análisis del perfil del visitante a los puertos que visitan las líneas navieras, establece que el 70 por ciento de los cruceristas bajaban a conocer el puerto de Ensenada y gastaban un promedio de 55 dólares por persona.