La eterna Concachampions del 2020 llega a su final este martes. Los Tigres se miden al atrevido LAFC que llega con la moral en alto. Frente a frente dos equipos hambrientos de un título internacional. Dos clubes poderosos a nivel económico y con figuras bien marcadas. Uno consolidado en la Liga MX y el otro pujante en la MLS.

Ricardo Ferretti, entrenador de los felinos, sabe que la cuarta final de este torneo puede ser la vencida para él y la base de su plantel, incluso admitió sin rodeos que ganar este título es una espinita clavada para todos.

El técnico de los regios habló en conferencia de prensa previa a la final de este martes ante el LAFC y sabe que hay que ser muy inteligentes para sacar el triunfo y levantar el trofeo.

“Sí, yo creo que este campeonato nos ha hecho falta, hemos tenido tres oportunidades, no hemos podido lograrlo; llegamos una vez más y sí se podría decir que está la espinita de este título. Después de haber hecho tantas cosas positivas seria excelente que pudiéramos lograrlo”, señaló el Tuca.

Sobre la posibilidad de un marcaje especial sobre Carlos Vela, Ferretti lo descartó porque “el equipo de Los Ángeles no es nada más Vela, es un equipo completo, por eso ha llegado a donde ha llegado por sus jugadores buenos, tienen otras cualidades muy positivas”, dijo.

Por su parte, Bob Bradley, entrenador de LAFC, admitió la ilusión que hay en su institución por lograr un título que les dé la posibilidad de ir a un torneo de mayor envergadura como lo es un Mundial de Clubes, lo cual sería un gran paso para la MLS y el futbol estadunidense.

“Ese sería un gran momento para el club y para nuestros aficionados. Es tan importante que a medida que construyes un club, tienes un equipo que pisa el campo, con una forma de jugar y que tiene éxito. Este sería un trofeo especial y la oportunidad de ir a un Mundial de Clubes sería increíble ”, admitió Bradley.

Con información de Milenio.