Mexicali, B. C.- Se espera que el pleno del congreso local apruebe la nueva Ley de Seguridad del Estado, enviada por el Gobernador Jaime Bonilla Valdez, para que todos los policías de Baja California sean los mejor remunerados del país.  

Al respecto, el mandatario estatal destacó que la iniciativa que presentó ante el Poder Legislativo de la entidad, contempla otros beneficios históricos que habían sido demandas justas por parte de los integrantes de las corporaciones policíacas, como servicios médicos, créditos para vivienda y pensión digna. 

Bonilla Valdez precisó que el Gobierno del Estado subsidiará a los gobiernos municipales y demás corporaciones de seguridad pública, para que el salario de los policías sea acorde a su responsabilidad, riesgo con base en las funciones de sus rangos y puestos, por las comisiones que cumplan y el lugar geográfico donde las realicen, y dicha remuneración no podrá ser disminuida durante el ejercicio de su encargo. 

Al respecto, el Gobernador explicó que la nueva Ley de Seguridad del Estado “fue el resultado de un estudio a consciencia sobre el tema, además de que tomó en cuenta el punto de vista de los miembros de las corporaciones y los beneficios que ya estaban planteados en otras iniciativas”. 

Bonilla Valdez reiteró que esta iniciativa de Ley incluye casi en su totalidad los beneficios solicitados por los policías, mismos que esta administración estatal va a garantizar. 

Cabe señalar, que los diputados locales que conforman la Comisión de Seguridad Pública ya aprobaron el dictamen relativo a la iniciativa de Nueva Ley de Seguridad Pública del Estado que propuso el Gobernador, y se espera que el dictamen se vote y apruebe, en su caso, por el Pleno del Congreso.  

La iniciativa agrega un capítulo específico de prestaciones y beneficios para todos los policías de Baja California, entre las que sobresalen, además del incremento salarial, la obligación de afiliar al ISSSTECALI al elemento policíaco, a su familia y dependientes económicos, así como su incorporación a los sistemas de jubilación, pensión o en retiro. 

También incluye la dotación gratuita de aparatos o prótesis en los casos en que el elemento sufra la pérdida de alguna parte de su cuerpo en cumplimiento de su deber; y tratamiento psicológico, psiquiátrico o neurológico sin costo cuando así lo requiera. 

Comprende seguro de vida o pago póstumo único por muerte, apoyo para elaboración de testamento notarial, y el otorgamiento a los familiares que designe el policía, de un importe por concepto de apoyo para cubrir el total de los gastos funerarios; además de la entrega inmediata de los beneficios, prestaciones o estímulos económicos que le correspondan. 

Otra importante prestación es la autorización de licencias o permisos con derecho a remuneración por accidentes y enfermedades profesionales, enfermedades no profesionales y maternidad; paternidad y por contagio en virtud del desempeño de sus funciones, o aquellas que se presenten siendo miembro de alguna corporación de seguridad pública. 

En su caso, también se considera una pensión económica vitalicia por cesantía, por jubilación, retiro e invalidez para el policía o sus familiares. Y si fallece se otorga a sus descendientes y dependientes menores de edad el acceso a la educación básica, media superior y superior pública, a través de becas de estudio. 

Aunado a lo anterior, los policías podrán tramitar créditos para vivienda, inclusive la obtención de polígonos, espacios, terrenos o predios para pie de casa, que le permita acceder a la construcción de un hogar propio.