El Fondo Monetario Internacional prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial caerá en 4.4%. La excepción es China con un crecimiento del PIB en 2020 del 1.9% y proyecta superar los 8 puntos porcentuales en 2022.

China está desarrollando la economía de la región en Vietnam, Bangladesh hasta Guinea gracias a la demanda del dragón rojo por materias primas.

La estrella del petróleo en ascenso, Guyana, se mantiene en una liga propia con un crecimiento estelar del PIB del 26% esperado para 2020, aunque el país sudamericano parece estar en un auge y colapso salvaje, y enfrentará una caída considerable el próximo año.