En una encuesta de más de 13,000 personas de 19 países publicada en Nature Medicine, casi el 72 por ciento de los encuestados dijo que sería muy o algo probable que aceptaran una vacuna si estuviera disponible de manera generalizada.

El 14 por ciento de los encuestados dijo que sería muy o algo probable que no se vacunase, mientras que otro 14 por ciento dijo que todavía no estaba seguro.