Tijuana, B.C.- Para la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) valdría la pena revisar la figura de outsourcing y corregir los errores que hayan sido motivo de malas prácticas, en lugar de desaparecerla, pues ello afectaría el establecimiento de nuevas inversiones.

Lo anterior lo asentó Francisco Rubio Rangel, presidente de la Canacintra Tijuana, quien refirió que el outsourcing podría ser un programa bien ejecutado, ya que su metodología ayuda a las nuevas empresas que llegan al país a operar de manera más rápida y eficiente.

Sobre todo cuando el proceso para otorgar los programas de maquiladora (IMMEX) es muy lento, apuntó el dirigente.

El outsourcing o subcontratación es el proceso económico empresarial en el que una sociedad mercantil transfiere los recursos y las responsabilidades referentes al cumplimiento de ciertas tareas a una sociedad externa, empresa de gestión o subcontratista, la cual se dedica a la prestación de diferentes servicios especializados. 

“Sabemos que muchas empresas abusaron de ello (del outsourcing), pero se trata de corregirlo y nosotros estaríamos encantados de apoyar al gobierno federal para regularizarlo, aseguró el líder industrial.

Francisco Rubio señaló que la autoridad suele desparecer aquello que no entienden o no les gusta, sin embargo, en el caso del outsourcing significaría darse un balazo en el pie si lo eliminaran.

Hasta ahora nosotros como cámara no hemos detectado alguna empresa que haya incurrido en malas prácticas, pero sí recomendaría que, de la mano con el gobierno federal, trabajáramos en un esquema de regularización, finalizó el presidente de la Canacintra Tijuana.