La inversión extranjera directa (IED) se derrumbó a nivel global en 49 por ciento en el primer semestre del 2020 en comparación con igual periodo de un año atrás y está en curso del cerrar el año con una baja del 40 por ciento, agobiada por los temores a una profunda recesión, dijo Naciones Unidas.

Los flujos de IED a las economías europeas pasaron a terreno negativo por primera vez en la historia, al marcar -7 mil millones de dólares, desde 202 mil millones de dólares (mdd).

Los volúmenes de IED a Estados Unidos descendieron 61 por ciento a 51 mil mdd, según dijo en un reporte la Conferencia de Comercio y Desarrollo de la ONU (UNCTAD).

Los niveles globales de IED cayeron a 399 mil millones de dólares, ya que las multinacionales aplazaron sus proyectos de inversión para preservar efectivo, indicó el informe.

En la primera mitad del año los flujos de inversión extranjera directa en el mundo se hundieron cerca de un 50 por ciento (…) fue más drástico que las cifras que esperamos para la totalidad del año, dijo James Zhan, director de la división de empresas e inversión de UNCTAD, en un rueda de prensa.

Se espera que los flujos de inversión extranjera anoten descensos de entre 30 y 40 por ciento este año y que el declive «se modere» en 2021, a caídas de entre 5 y 10 por ciento, dijo Zhan.

Entre los principales países que se beneficiaron de la inversión extranjera directa en 2019, los descensos fueron más drásticos en Italia, Brasil, Estados Unidos y Australia.

Con información de Expansión.