El gobierno federal está anteponiendo los objetivos de recaudación sobre el desarrollo tecnológico y digital del país ante la propuesta de actualizar el costo de las bandas de 800 MHz y otras bandas clave para la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil, conocida como 5G, explicó Catalina Ovando, investigadora de Planeación Estratégica y Dirección de la Tecnología dela Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

En su análisis “Regulación del Espectro Radioeléctrico y 5G”, la especialista destacó que el panorama para el desarrollo tecnológico y para una eficiencia social, es decir, para el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, dista de ser alentador ante la prioridad de una política recaudatoria.

“El panorama ante el 5G en México no es tan alentador como nos gustaría. En este aspecto, el enfoque del Estado parece buscar una mayor recaudación en lugar de generar eficiencia social y técnica”, comentó.

Lamentó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dentro del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2021, lanzó una propuesta de actualizar el costo de las bandas de 800 MHz y otras bandas clave para 5G que aún no han sido tasadas.

“El gobierno debería priorizar las políticas públicas destinadas a fomentar la inversión en redes de nueva generación, pues son fundamentales para el crecimiento de la economía digital”, destacó.

La investigadora de la universidad privada poblana manifestó que existe el riesgo de que el rezago persista ante la situación tecnológica, competitividad y política pública en materia de espectro radioeléctrico.

Señaló que el espectro radioeléctrico, de acuerdo con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, es el entorno por el que viajan señales de telecomunicación como lo son radio, televisión, Internet, telefonía móvil, terrestre, servicios satelitales, wifi, bluetooth, entre otras.

“El uso de las frecuencias para servicios determinados es administrado y regulado por los gobiernos de cada país, en el caso de México por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), quien es considerado una Agencia Nacional de Regulación (ANR).

Para la académica, a menor regulación, será posible una mayor innovación pues dejar bandas libres permitió el surgimiento de un variado ecosistema de dispositivos en bandas no licenciadas, por ejemplo, Wifi, bluetooth, zigbee, NFC y RFID.

Con información de Milenio.