Tijuana, B.C.- Tijuana es la primera delegación en el país que ha logrado reactivar su industria gastronómica en tiempo récord y con buenos resultados, a diferencia del resto del país que ha perdido alrededor de 90 mil establecimientos a causa de la contingencia sanitaria.

Lo anterior lo destacó Miguel Ángel Badiola Montaño, Secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional de Canirac, quien señaló que el panorama que muestra Baja California es muy diferente a la situación que se vive en ciudades del centro del país.

Y es que de acuerdo con estimaciones de la cámara a nivel nacional, desde el inicio de la pandemia han cerrado 90 mil restaurantes y la cifra podría elevarse a 122 mil, si es que continúan las restricciones por la contingencia sanitaria.

«Me parece que una diferencia importante es que en otras ciudades no han tenido el apoyo que hemos tenido en Baja California, ni tampoco la unión con la que nos conducimos como sector», aseguró Badiola Montaño.

Las estimaciones en la entidad hace unos meses eran de perder entre un 30% y 35% de los establecimientos, pero gracias a la creatividad y tenacidad de los empresarios, este porcentaje se logró reducir a 10%.

Parte clave para lograr que la delegación Tijuana de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) se haya convertido en la número uno a nivel nacional, resaltó, es el acercamiento que tienen los empresarios restauranteros con la cámara, misma que, a su vez, tiene línea directa con las autoridades con quienes ha mantenido un trabajo en equipo desde que comenzó la pandemia.

Tal es el caso de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana (Sedeti) y la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), con los que la Canirac ha establecido una estrecha colaboración.

«Te podría decir que hoy en día se ha reactivado más del 70% de los establecimientos en el estado, y esperamos que esto incremente con el reciente cambio a semáforo naranja con el que el aforo ha permitido aumentar a 50%», subrayó el Secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional.

Precisó que la confianza del comensal binacional en Baja California y, principalmente en Tijuana, ha sido fundamental para que la reactivación de la industria gastronómica en la frontera muestre una tendencia mucho más favorable que en el resto del país, donde, desafortunadamente, el aforo es muy bajo.

Finalmente, aclaró que la mayoría de los restaurantes chinos son los que no han reaperturado por falta de información y desconocimiento, motivo por el cual los exhortó a acercarse a la Canirac, aun cuando no sean afiliados, con el fin de que puedan reactivarse.