Según un informe del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI por sus siglas en inglés), la proyección de tráfico aéreo para 2020 antes de la crisis por COVID-19 era de 9 mil 400 millones de pasajeros aéreos, cifra que cayó a 3 mil 800 millones para cierre del 2020, lo que se traduce en una reducción de 5 mil 600 millones de pasajeros.

Los ingresos sufrirán un colapso igualmente catastrófico al caer en picada de los 171 mil 900 millones de dólares estimados antes de la pandemia a los 67 mil 400 millones de dólares. Europa es la región que sufrirá las mayores pérdidas, pues sus ingresos caerán 38 mil 800 millones de dólares. En Latinoamérica y el Caribe, se espera una caída del 61.3% de los ingresos aeroportuarios.