De acuerdo a las cifras del Centro Nacional Interagencial de Bomberos (NIFC en sus siglas en inglés), los incendios forestales en Estados Unidos han consumido 39,093,086 de acres, el equivalente a 15,820,410 hectáreas de bosques, esto entre 2015 y 2019. Tan solo en 2019, 4.67 millones de acres de bosques se han perdido en incendios.