Las acciones de Cementos Mexicanos (Cemex) siguen animadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En la jornada de este viernes registraron una apreciación de 8.91%, la cual se suma al repunte del jueves (8.67%), tras haber presentado su plan operativo y financiero 2023 para enfrentar el difícil entorno económico por la crisis sanitaria. 

En las primeras horas de la sesión bursátil, sus papeles pasaron la línea de los 8 pesos desde los 6.87 con los que cerró la semana pasada. 

Mediante una presentación publicada este 10 de agosto, la administración de la cementera mexicana expuso que “una de sus metas es que la razón de apalancamiento deuda neta/EBITDA sea menor a 3.0x (veces) en el 2023. Y reiteró que “alcanzar estructura de capital de grado de inversión continúa siendo una prioridad”. 

Fernando Bolaños, director de valuación de portafolios en Responsible Research, explicó que, si bien las estrategias de Cemex son realistas y reduce la incertidumbre sobre las perspectivas en sus operaciones para el 2023, el objetivo de reducir su razón de apalancamiento ha sido planteada por la administración más de una vez. 

En ello coincidió el área de análisis de Invex casa de Bolsa, que aunque su plan “Operación Resiliencia” es positivas, algunas de ellas son “repetitivas como el objetivo de alcanzar una razón de deuda neta / EBITDA que implica grado de inversión”. 

Cemex dijo que para el tercer trimestre del 2020 estima alcanzar un EBITDA de 700 millones de dólares, esto es 12% más frente al mismo periodo del 2019, en términos comparables ajustando por tipo de cambio. Para todo el año prevé llegar a 2 mil 350 millones de dólares, lo que significa un alza de 4% contra el 2019. 

“Se aclaró un poco el panorama de la compañía hacia el futuro y, permitió a la empresa anunciar su estimado de EBITDA para este año, el cual es 5% mayor a la proyección actual del área de análisis, por lo que es alcanzable la guía de Cemex”, opinan especialistas bursátiles de Invex.  

Con información de El Economista.