Durante junio la inversión fija bruta se recuperó de manera importante tras tocar sus mínimos históricos durante mayo. La inversión realizada en capital creció 20.1% en relación con el mes previo.

El rubro de maquinaria y equipo es en el que se reactivó de manera más pronunciada la inversión; de mayo a junio las inversiones de este tipo incrementaron 25.8% mientras que las inversiones fijas relacionadas con la construcción crecieron 13.7% en este lapso, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

En el análisis desagregado, las inversiones de capital en obras residenciales son las que se han reactivado con mayor fuerza; durante junio repuntaron 21.4%; la inversión fija de construcción no residencial creció 4.1%. 

Por su parte, la inversión en maquinaria y equipo nacional presentó una recuperación de 34.9% de mayo a junio; en el equipo específico de transporte la inversión incrementó 38.3% y en otro tipo de maquinaria creció 25.6%.

Las inversiones fijas en maquinaria y equipo importado crecieron 18.9% en relación mensual; en el equipo de transporte traído del extranjero repuntaron 49.2%; la inversión en otra maquinaria y bienes importados creció 14.7%. 

Como consecuencia de la pandemia, las inversiones fijas se mantienen moderadas, aún con la recuperación el nivel de inversión se mantiene modesto respecto de los registros previos a la emergencia sanitaria por Covid-19.

En su comparación anual la inversión fija bruta cayó 25.2% a escala nacional. El rubro más golpeado ha sido la construcción; el nivel de inversiones de capital en este sector se contrajo 26.6% de manera anual. En el rubro de inversiones en maquinaria y equipo la contracción fue de 25.3%. 

Estos niveles evidencian la tendencia negativa en que se encontraba la inversión fija y su profundización a causa de la crisis.

Con información de El Economista.