Durante los últimos años, el crecimiento industrial en México se ha beneficiado por diversos factores, uno de ellos es la expansión hacia diversos estados de la República, lo que permite ampliar los procesos operativos y diversificar el mercado hacia nuevas regiones. 

En ese sentido, la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP) juega un papel importante debido a que se ha posicionado como un organismo líder en el fomento de la infraestructura industrial del país, con 360 parques distribuidos en los 23 estados que mayor presencia tienen en temas de manufactura y logística, así como 67 miembros representados en prácticamente todo el territorio nacional. 

De acuerdo con la AMPIP, tres de los parámetros más representativos que reflejan la importancia de los parques industriales dentro del sector económico nacional son:

  1. El número de empleos que se generan en sus instalaciones, que se estima con cerca de 3 millones de puestos. 
  2. Las 3 mil 500 empresas instaladas dentro de los magnos recintos, muchas de ellas globales.
  3. La inversión programada por los socios de la AMPIP para el periodo 2018 al 2020 es del orden de los 4 mil 600 millones de dólares.

En este sentido, 56% de los parques industriales del país se localizan en cinco estados: Baja California, Nuevo León, Puebla, Chihuahua y Estado de México. 

Y, en cuanto a el Bajío, hoy la región tiene una presencia cada vez más importante, aunque en un tiempo no era muy fuerte en temas de manufactura y logística. En los últimos 15 años, ha cambiado la relevancia de esta región gracias a sectores como el automotriz, aeroespacial, médico, electrónico y vehículos recreacionales, de acuerdo con el presidente de la AMPIP, Lorenzo D. Berho.

«Esto muestra que México no alberga sólo la industria, sino que tiene una gran diversidad que llamamos complejidad de industrias, que son las que hacen fuerte a la manufactura del país», es uno de los mensajes principales del directivo.

Estos datos reflejan no sólo información de los parques industriales sino de las compañías que alojan y trabajan dentro de sus instalaciones, las cuales son empresas globales, algunas de ellas con muchos años en México. Además, revelan que los últimos periodos han sido muy buenos para traer nuevas empresas globales al país. 

En términos concretos, los parques industriales privados del país incrementan la probabilidad de generar nuevos flujos de inversión extranjera directa, ya que las empresas globales buscan siempre un lugar que cuente con ciertas características o variables, como la ubicación geográfica que facilite el acceso a los mercados, y la disponibilidad de mano de obra con el talento que requieren las diferentes industrias, entre otras ventajas que México ofrece.

Con información de Forbes.