El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió al gobierno federal dar preferencia a los productores nacionales de medicamentos ahora que no tiene obstáculos para adquirir estos insumos en el extranjero.

En un comunicado, el organismo pidió una nueva dinámica de colaboración con el Gobierno para atender los impactos que la pandemia de Covid-19 ha dejado en el sector salud mexicano.

“La posición que sostiene el sector privado es la de contribuir con propuestas y fomentar la colaboración con el Gobierno”, señaló el CCE.

Al respecto, indicó que los recientes cambios en la estructura de la Secretaría de Salud y el nuevo modelo de adquisición de medicamentos son una “oportunidad” para coordinarse, trabajar juntos “y lograr un impacto positivo que saque adelante más rápido y mejor a nuestro país”.

Apuntó que con la nueva adscripción de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) bajo el mando del subsecretario Hugo López-Gatell se podrá agilizar el acceso a un mayor número de medicamentos, dispositivos médicos e insumos que son útiles para el tratamiento de Covid-19 provenientes de otros países, lo que podría salvar muchas vidas.

Exaltó también el nuevo proceso de licitaciones, coordinado por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) el cual, dijo, compromete al gobierno a efectuar una compra de medicamentos y dispositivos médicos en completa transparencia.

Sin embargo, el CCE dijo que este solo será exitoso “en la medida en la que se efectúe con una adecuada planeación e igualdad de condiciones para la industria establecida en México”.

Y aseveró que la apertura internacional planeada por el gobierno debe ejercerse con mucha responsabilidad, además de que los ahorros que se buscan deben anteponer el interés sanitario de la ciudadanía.

“Será importante que, en la medida que algunos de estos sean adquiridos a empresas y laboratorios extranjeros con o sin tratados de libre comercio con nuestro país, no se olvide que en México contamos con una planta farmacéutica y dispositivos médicos de clase mundial, la cual consideramos debe ser privilegiada”, apuntó.

“Lejos de penalizar su confianza, sus inversiones, y los empleos creados, tenemos la oportunidad de promoverla como una gran fortaleza nacional que detone efectos positivos económicos, como son las exportaciones y el crecimiento económico”.

El CCE resaltó la responsabilidad de las autoridades y del sector privado para desarrollar una nueva dinámica de colaboración “que ayude a salvar más vidas”, garantizar el acceso a medicinas de calidad, lograr ahorros para el Estado mexicano y contribuir a la recuperación económica.

Con información de Forbes.