Ciudad de México. Es necesario que la industria turística trabaje por volver a posicionar a México, como una marca, en Estados Unidos y restablecer el dinamismo que tenía el flujo de visitantes de ese país previo a la pandemia de Covid-19, con el fin de que la recuperación del sector sea más rápida, afirmó Luis Humberto Araiza López, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur).

Para poder lograrlo, propuso, se requiere establecer una estrategia entre el gobierno federal, por medio de la cancillería, y la embajada de estadounidense y los consulados, pues Estados Unidos continúa como el principal destino emisor de visitantes al país, ya que 6 de cada 10 viajeros que llegan vía aérea son de ese país.

“Todo esto, se traduce en una fuerte derrama económica para México, de ahí la importancia de recuperar y reforzar las alianzas con Estados Unidos”, expuso Araiza López.

En una reunión virtual, en la que estuvo presente la Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui, el presidente de la Asetur consideró necesario establecer enlaces entre las instituciones para desarrollar una agenda común y logística de comunicación continua y eficiente, además de poner en marcha nuevas estrategias de promoción.

Araiza López consideró que hay cuatro factores a los que se debe de dar atención: la contracción del flujo de visitantes que llega a México procedente de Estados Unidos, el impacto de la pandemia por Covid-19 en la industria, las acciones emprendidas durante la crisis y algunas sinergias que se pueden generar.

“Hemos abordado las inquietudes que existen sobre las restricciones de viajes que ha impuesto el gobierno de Estados Unidos a través del Departamento de Estado y del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), temas en los que seguiremos trabajando de la mano, para enfrentar y superar los retos que éstos presentan”, refirió.

El turismo es de los sectores más afectados por la pandemia, pues según datos de la Secretaría de Turismo, en el primer semestre de 2020 México recibió a 13 millones de visitantes extranjeros, 41.2% menos en comparación con el mismo periodo el año anterior. 

A su vez, la menor llegada de viajeros provocó una caída del 51.5% en los ingresos por divisas, los cuales sumaron 5 mil 786 millones de dólares en el primer semestre.

Con información de la Jornada.