Las empresas desarrolladoras de vivienda están trabajando en un análisis de comportamiento de mercado de manera exhaustiva. Aunque Infonavit y Fovissste han detonado planes de apoyo fuertes, la compra y el perfilamiento de los productos será clave para terminar 2020.

“Nosotros, en el caso de la empresa, estamos teniendo una reducción de 30% en ventas. Pero no hemos bajado los precios porque el mercado no lo permite, aunque algunas materias primas están subiendo de precio. En cuanto al mercado, hay una combinación extraña: existe poca oferta, un incremento en valor de materiales, una bajada en las tasas hipotecarias, pero una falta de oferta en todos los segmentos, menos en el residencial”, destacó Lydia Álvarez, Directora General de Procsa, y socia fundadora de Mujeres Líderes por la Vivienda.

Durante el panel “Condiciones del mercado tras la contingencia” que realizó Grupo En Concreto dentro de su sección Diálogos En Concreto, con la dirección general de Mariel Zúñiga, la empresaria destacó la crisis inédita que está enfrentando el sector ante la pandemia por el COVID-19, y adelantó la caída en ventas que enfrenta una empresa líder:

“¿Quién saldrá adelante con el mejor equilibrio? La empresa tendrá que hacer un perfilamiento muy adecuado de los clientes, elegir perfectamente el proyecto arquitectónico, la ubicación y la relación con la empresa. Si hay un equilibro, si este golpe en la caída de las ventas que fue de 30%, al final del año podríamos irlo reduciendo y colocándolo con lo que produzcamos”.

Producto desplazado

La empresaria adelantó que se tienen que ponderar las condiciones del desplazamiento del producto inmobiliario, aunque dijo, el sector desarrollador sí tiene con la capacidad para producir vivienda en el momento que el Gobierno Federal lo pida.

“Los desarrolladores vamos a invertir en lo que se demande. Había alguna preocupación en el Fovissste e Infonavit que ellos apoyaran mucho y que nosotros (los desarrolladores de vivienda) no tuviéramos capacidad de producción. La respuesta es que vamos a producir lo que se venda. Lo que no vamos a hacer es construir grandes inventarios esperando que alguien llegue, porque no sería sano. Podríamos ir buscando escalonadamente los niveles que teníamos en 2020. No vamos a tener inversión asoleándose. En estas circunstancias sería terrible, pero tenemos una capacidad inmensa de detonar lo que se demande y estamos listos para ello”, comentó.

La ex líder de Canadevi VM agregó que los productores de vivienda actualmente enfrentan el problema con los proveedores,  ya que ello frena la producción, la cual se mantuvo a lo largo de dos meses, al menos en el Valle de México, aunque en otras entidades fue de menos tiempo.

Revitalización de un segmento

En su oportunidad, el Director General de Grupo Sadasi, Enrique Vainer, dijo que en medio de la crisis, se detectó que la vivienda tradicional ha presentado signos de revitalización:

“Veníamos hacia abajo en la absorción porque estuvimos parados dos meses sin producir vivienda. Hay un bache con unas entidades más afectadas que otras. En cuanto a la vivienda que está en precios de 3 a 4 millones ahora tiene problemas porque está muy lento su desplazamiento, independientemente de si está en CDMX, Bajío o zona turística pero veo al futuro más potencial en la vivienda tradicional”.

El líder empresarial ejemplificó que los programas Unamos Créditos de Infonavit y Fovissste para Todos, Tu Casa te Espera de Fovissste, y las nuevas medidas con el crédito mancomunado Fovissste e Infonavit, ayudarán al sector durante 2019, en tanto que los inicios de obra para vivienda tradicional pasaron  de 79.5% a 82% en plena pandemia del 2020.

Competencia bancaria

Por su parte, Eduardo Torres, Director Ejecutivo de la firma Aai360 destacó que en cuanto a las tasas de interés, “hay una oportunidad de que el mercado pueda reactivarse si las tasas de interés lo apoyan, pero hay que ser realistas, las tasas no han bajado a los niveles que podrían hacerlo. La tasa TIIE está a niveles del 5%, pero el costo de las tasas hipotecarias no han disminuido en la misma proporción, aunque se han mantenido estables al alza”.

Agregó que un elemento que podría ayudar a detonar el sector es la estrategia de ventas a través de las tasas más atractivas, donde “hay algunos bancos que se están desmarcando, como HSBC, que tiene una estrategia para una tasa hipotecaria más baja entre los principales bancos, pero se debe hacer equipo con los bancos para impulsar el financiamiento”.

Mayor vigor

Finalmente, Carlos Gutiérrez, Director del Sector Empresarial del Infonavit, dijo que esa Institución se está enfocando en las tendencias de vivienda media en la producción en las casas que van desde los 600 mil a un millón 800 mil pesos, la cual presenta más vigor que los mercados residenciales, ya que éste sector ha sido mucho más cauteloso.

Agregó que el impulso a la vivienda media tiene un efecto momentáneo debido a la incertidumbre económica, y a partir de cómo se termine el año, “es cuando veremos una oferta y una demanda en la vivienda más acomodada y equilibrada. Habrá nuevos patrones de demanda con la pandemia, con la posibilidad de que las personas trabajen desde sus casas y hagan también la escuela desde la misma”.

Con información de Grupo en Concreto.