A mediados de marzo nuestro país comenzó a experimentar los efectos causados por la propagación del Covid-19 y fue la Industria Automotriz una de las más afectadas al no ser considerada una actividad esencial. Una de las consecuencias fue el cierre de los pisos de venta lo que obligó a todas las marcas a innovar en la comercialización de sus modelos.

Mercado Libre

Iliana Vetrano, Directora de Mercado Libre Motors, dijo que el inicio de año fue positivo hasta mediados de marzo cuando los efectos de la pandemia obligaron a un replanteamiento de la estrategia diseñada. Pero en mayo el departamento que dirige identificó signos alentadores, “a partir de mayo hemos visto un incremento en la demanda de autos que la gente está buscando en medios digitales, específicamente en nuestras plataformas”.

La ejecutiva explicó que Vehículos es una categoría o MarketPlace que conforma a Mercado Libre y se divide en las modalidades FSBO, que son las personas físicas o morales que publican su auto en la plataforma ya sea de forma gratuita o mediante un pago para recibir mayor exposición (baja, media y alta), y Professional, en la que grupos automotrices como agencias o los canales propios de las marcas, reciben la atención de un asesor para que los vendedores exhiban su inventario.

Para Vetrano la razón principal en el incremento en la búsqueda de vehículos es una: “hoy la movilidad forma parte de la seguridad que la gente está buscando. Es decir, no usar el transporte público o el evitar en la medida de lo posible el contacto con otras personas. En el caso de las motos, es porque se han vuelto un medio en el que la gente puede tener un segundo trabajo y así obtener un ingreso adicional”.

Seminuevos a la alza

Iliana Vetrano agregó que los autos de segundo uso presentan una mayor demanda, “antes de la pandemia, la búsqueda de seminuevos contra nuevos era 2 a 1 y durante este último mes (mayo) vimos que fue de 3 a 1. Si bien las marcas y las agencias que manejan nuevos están teniendo promociones, bonos y planes incentivar la compra de autos nuevos, pues siempre el beneficio del seminuevo es que tiene un rango de menor precio, dependiendo del año y kilometraje, menor”.

Agencias en línea

Para Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), las agencias asentadas en todo el territorio nacional experimentaron un rápido dominio de las plataformas digitales para incentivar la venta de vehículos nuevos.

“Ha habido una mayor utilización de las herramientas para vender a distancia. Su utilización ha permitido que el impacto negativo de los cierres de los pisos de venta no haya sido tan drástico como lo habíamos previsto; ha habido a lo largo de estos meses de confinamiento, un involucramiento de la fuerza de ventas para usar en mayor forma a las herramientas que ya estaban disponibles pero que no se habían utilizado en todo su potencial”, comentó.

El directivo señaló también el impacto negativo que tiene el semáforo del Covid-19 en algunos estados, “desafortunadamente la mayor participación de las ventas de vehículos nuevos ocurre en las regiones marcadas con el semáforo en rojo, tal es el caso de la Ciudad de México, el Estado de México, Puebla, Veracruz, Morelos e Hidalgo”.

Desventaja

El hecho de que en una primera etapa a la Industria Automotriz no se le consideró como una actividad esencial, fue otro factor que dañó el desenvolvimiento de la venta de autos nuevos.

“La actividad de comercialización de vehículos no fue considerada, desafortunadamente por la Secretaría de Salud, como una actividad esencial por lo que estamos limitados para cuándo esté el semáforo en rojo marcado para alguna región, no podemos tener abiertos los pisos de venta. Hasta el 25 de junio existían 16 entidades con apertura de pisos de venta en donde se han aplicado restricciones de horario y de densidad en el aforo de personas que pueden estar en las distribuidoras, además de que se aplican los protocolos elaborados por la AMDA”, agregó el ejecutivo.

Con información de El Economista.