El Gobierno de México revivirá el plan de infraestructura en materia energética acordado con la iniciativa privada, y que fue ‘guardado en el tintero’ desde finales del año pasado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en dos semanas se presentará un plan de infraestructura junto con la iniciativa privada para la reactivación económica del país.

«Se está hablando con los empresarios, con el Consejo Coordinador Empresarial y con todas las organizaciones empresariales, y en 15 días se va a presentar proyecto de reactivación económica», detalló en la conferencia matutina.

Dicho anuncio fue planteado como un mecanismo de recuperación económica por el mismo presidente López Obrador para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19; el proyecto original contemplaba una inversión por alrededor de 100 mil millones de dólares.

«Vamos con la iniciativa privada a tener un acuerdo de proyectos de infraestructura, con el COVID quedaron pendientes obras que se van a realizar con inversión del sector privado», destacó.

En este plan de reactivación económica, añadió, va a participar también el sector energético.

“Se va a presentar un plan conjunto de construcción de infraestructura para impulsar la industria de la construcción, incluso se va a incluir el sector energético”, refirió el mandatario, sin ampliar detalles.

También reiteró que la estrategia implementada funcionó, pues de haber rescatado “a los de arriba”, no llegaría el apoyo “a los de abajo”, contrario a los que se llevaba a cabo en las administraciones pasadas, hecho que “va a ser difícil que lo reconozcan los tecnócratas”.

“Lo que querían algunos que hiciéramos, de rescatar a los de arriba, a las empresas y los bancos, la misma receta, hubiese sido fatal”, agregó.

Finalmente, celebró que la disminución en Inversión Extranjera Directa (IED) no haya producido un efecto negativo, a pesar de que México recibió 17 mil 969 millones de dólares en el primer semestre, un 0.7% menos que en el mismo lapso del año pasado, de acuerdo con datos preliminares oficiales.

IP propondrá 5 acciones

Por su parte, el sector privado se dijo atento al llamado que le haga el presidente López Obrador para discutir el proyecto de reactivación, próximo a anunciar y del que aún no tienen detalles los empresarios.

Sin embargo, cuando llegue el momento, acudirán con su propuesta de cinco puntos para una efectiva recuperación de la economía, dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE.

“Esperamos en los próximos días tener un plan ya estructurado con cinco ideas, donde logremos hacer que se disminuya el impacto negativo que está teniendo la crisis en nuestro país”, dijo el líder empresarial en entrevista radiofónica.

Para la cúpula empresarial, el anuncio de López Obrador fue noticia, ya que hasta el momento no han sido invitados a participar en el diseño de dicho plan; pero están en disposición de hacerlo y estarán atentos para cuando sean llamados desde la oficina de la Presidencia, dijo por separado una fuente del organismo.

Reactivar el consumo interno, aprender a convivir con el virus manteniendo la actividad productiva con la responsabilidad sanitaria, y hacer llegar el financiamiento a las empresas, son parte de los cinco puntos en los que el CCE ha resumido su estrategia de reactivación, junto con acciones para aprovechar el T-MEC, haciendo que más empresas logren subirse a las cadenas de proveeduría, y volver a estimular la economía interna a partir de un Plan de Infraestructura civil y energética.

“Hay que estimular el consumo, si no hay consumo no va haber demanda y no va a haber efectivamente un proceso de recuperación. Tenemos que hacer una serie de acciones para tratar de estimular que la gente vuelva a consumir y consuma lo que se puede producir en el país”, dijo Salazar en la entrevista radiofónica.

Gobierno tiene que ceder

Para Manuel Molano, economista en jefe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), para que el anuncio del Presidente tenga un verdadero impacto en la recuperación económica deberá contener proyectos que requieran 100% inversión privada. Es decir, que el Estado ceda algunos proyectos a la iniciativa privada, sobre todo referentes al sector energético.

“Quizá hay algo que el Presidente nunca ha entendido y es que la reforma energética podría lograr que el Estado se hiciera de más dinero para las arcas públicas, sin necesidad de estar metido como empresario del sector”, dijo.

“Francamente lo que tendríamos que ver es un anuncio de inversiones exclusivas para el sector privado. Esto implica dejar las ambiciones de (Manuel) Bartlett (director de la CFE) de lado, y que Pemex se concentre en lo que se tiene que concentrar, que es sacar hidrocarburos de los depósitos que tiene en el país, y retirarse de otros sectores, como los refinados, eso debería dejarlo al sector privado por completo”, opinó el economista.

Con información de El Financiero.