Ericsson anunció que ya ha alcanzado la meta de 100 acuerdos o contratos comerciales para desarrollar redes 5G para operadores de todo el mundo. El logro incluye 56 redes de nueva generación activas en cinco continentes.

El hito se alcanzó con el anuncio del acuerdo 5G firmado con Telekom Slovenije, una operadora de telecomunicaciones en Eslovenia, dijo la empresa en un comunicado. 

“Las necesidades de nuestros clientes han sido el centro del desarrollo y evolución de nuestra tecnología 5G en todo nuestro portafolio. Estamos orgullosos de que nuestro compromiso ha resultado en ser elegidos por 100 proveedores de comunicación únicos para alcanzar sus objetivos con 5G. Seguimos colocando a nuestros clientes en primer lugar para ayudarlos a entregar los beneficios de 5G a sus suscriptores, industrias, sociedad y países como una infraestructura crítica nacional”, dijo Börje Ekholm, presidente y director de Ericsson.

Desde los primeros desarrollos de las redes de la nueva generación, Ericsson ha trabajado con grandes proveedores de servicio, que son sus principales socios estratégicos. El primer contrato 5F anunciado por la compañía ocurrió en 2014 y las primeras redes comerciales activas fueron anunciadas en 2018.

Los contratos de Ericsson incluyen redes de acceso de radioeléctrico (Radio Access Network) y despliegues del núcleo de redes, habilitadas por productos y soluciones de Ericsson Radio System y el portafolio de núcleo de red de la compañía.

El despliegue de Ericsson incluye 5G Non-Standalone, 5G Standalone y tecnología de espectro compartido (spectrum sharing). También incluye capacidades nativas en la nube con el núcleo 5G de modo dual.

Ericsson ha desplegado 5G en bandas altas, medias y bajas en ambientes urbanos, suburbanos y rurales para permitir un ancho de banda móvil mejorado y casos de uso empresarial en accesos inalámbricos fijos. En algunos mercados avanzados de 5G, los proveedores de comunicación ofrecen servicios de realidad aumentada y realidad virtual con capacidades 5G para educación, entretenimiento y videojuegos.

Con información de El Economista.