Tijuana, B.C.- Luego de que el Congreso del estado presentara la iniciativa de un Servicio de Administración Tributaria (SAT) para Baja California, la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO) expresó la necesidad de que se permita al sector empresarial aportar recomendaciones, a fin de evitar fuga de capitales.

Lo anterior lo señaló Salvador Díaz González, presidente de la AIMO, quien resaltó el hecho de que la propuesta para crear esta nueva dependencia no fue socializada con el sector privado, por lo que ha generado mucha incertidumbre.

«Como empresarios nos hubiese gustado que hubiera mayor socialización para abonar a que sea una dependencia que genere mejores resultados para Baja California, sobre todo porque desconocemos cómo va a funcionar», indicó.

El dirigente explicó que no se sabe a ciencia cierta cuáles serán los alcances de este SAT Baja California, cuáles serán sus facultades y su esfera jurídica, entre otras cuestiones.

«Coincidimos con el gobernador Jaime Bonilla en que se requiere de mayores recursos fiscales para el gasto público que tanto se necesita, pero necesitamos saber cuál será la dinámica, porque no queremos que se caiga en una posible doble tributación», apuntó.

Díaz González señaló que ese tipo de incertidumbres pueden provocar una fuga de capitales que opten por cambiar sus domicilios fiscales, por lo que es importante informar de manera puntual sobre esta iniciativa.

Por último, el líder de los industriales de Mesa de Otay expuso que les gustaría participar y emitir recomendaciones antes de que el ejecutivo estatal publique de manera oficial la creación de la dependencia, y que redunde en resultados positivos para la entidad.