Ensenada, B.C.- Con una membresía de 120 empresas, la asociación Emprendedores del Valle de Guadalupe (EVG) significa unos 6 mil empleos directos e indirectos que sustentan a igual número de familias en Ensenada y que hoy están listas para ofrecerle a visitantes locales, regionales y nacionales, una experiencia única, iniciando por todos los protocolos de seguridad para la salud, indicó Marco Estudillo Bernal, representante del grupo, en reunión con el alcalde de Ensenada Armando Ayala Robles.

“Somos un grupo de emprendedores que por década le hemos apostado todo nuestro corazón, razón y pasión a un proyecto que significa algo más que empleos, flujo de efectivo, economía o beneficios materiales, en Emprendedores del Valle nuestra pasión significa un modo de vida, un movimiento sustentado en el aprecio al lugar en el que la naturaleza nos ha permitido construir una suerte de paraíso, de refugio para quienes saben apreciar el entorno del Valle de Guadalupe y lo que el cielo, mar y tierra de Baja California nos regala para ofrecerle al visitante” refirió.

En este esfuerzo, resaltó, está integrado el trabajo invaluable de Provino, de la Asociación de Vitivinicultores, de Canirac y la Asociación de Hoteles y Moteles de Ensenada, en donde hemos siempre coincidido en unir, sumar y acordar por el crecimiento ordenado, por el desarrollo regional y actualmente, por la reactivación económica responsable.

Estudillo Bernal recordó que en 2019, en el marco de la 29 edición de las Fiestas de la Vendimia, se atendieron a más de 120 mil personas que visitaron y disfrutaron de las vinícolas, restaurantes, hoteles y comercios que conforman a los Emprendedores del Valle de Guadalupe y que hoy, al cumplirse 3 décadas de ese esfuerzo, están listos para entrar a la nueva normalidad de manera responsable.

La salud es primero, sostuvo y que se busca que la reactivación sea poco a poco, por ejemplo, que las bodas se reinicien, pero como eventos chicos, de aforo parcial a la capacidad, con distancia y protocolo.

La visión como asociación, dijo, es la de regresarle a la comunidad, es por ello que se ha sido activo en las delegaciones y se ha aportado en temas de seguridad, luminarias, basura, servicios. Existe empatía con la autoridad local y se mantiene corresponsabilidad para el mejor desarrollo de la región.

Indicó que en los establecimiento de EVG, se hacen todas las inversiones necesarias en insumos como sanitizantes, tapetes, caretas, cubrebocas y capacitación para todo el personal, así como en la sistematización de procesos que permita menos contacto, así como la reinvención y digitalización de productos para evitar contagios.

El empresario recordó que quien invierte en El Valle, lo hace por sumar al desarrollo, por el empleo, por gratitud a la tierra, entendiendo que los beneficios llegarán a largo plazo, por lo que hay una muy fuerte carga de responsabilidad social que los ha llevado a ejercicios sociales en limpieza, gestiones, capacitación, lucha contra incendios, etc.

“Estamos haciendo todo lo necesario, somos un grupo de emprendedores que nos rehusamos a arriesgar la vida de nuestros visitantes y de los nuestros o de nuestros proveedores, nuestras familias trabajan en los emprendimientos que nos sostienen, somos eso, una gran familia que nos estamos cuidando y estamos cuidando a quienes nos visitan”, aseguró.

Reconoció que hay impaciencia por parte de la asociación para que haya un reinicio a la brevedad, sin embargo enfatizó que hay confianza en que las autoridades locales, estatales y federales trabajarán en conjunto para que de manera totalmente responsable, pueda haber una reactivación económica responsable, que permita conservar los miles de empleos que significan Emprendedores del Valle de Guadalupe y transitar hacia la nueva normalidad de manera creativa, asertiva y segura.