Ensenada, B.C.- Para entregar los protocolos que se implementarán en los restaurantes de la ciudad de Ensenada y los del Valle de Guadalupe, directivos de la Canirac, así como representantes de la Coepris y de la la Asociación Civil Emprendedores Del Valle, se reunieron con el Presidente Municipal, Armando Ayala, quien les entregó los distintivos (engomados) de «Destino Seguro».

El Secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional de la Canirac, Miguel Angel Badiola Montaño, mencionó que a dicho encuentro acudió el titular en la entidad de la Comisión Estatal de Protección y Riesgo Sanitario, David Gutiérrez Inzunza.

«Concretamente le entregamos los protocolos de los afiliados de Canirac que se encuentran en el Valle de Guadalupe y que tienen restaurante, para que puedan llevar a cabo bodas familiares en sus establecimientos de 50 a 100 personas respetando y poniendo en práctica el programa de Mesa Segura como hasta la fecha se ha venido poniendo en práctica», expresó.

Explicó que ahora se implementará la modalidad de eventos pequeños familiares para seguir incentivando el desarrollo económico de una de las zonas con mayor desarrollo turístico en los últimos años, pero respetando los horarios y las medidas de prevención que recomienda la Secretaría de Salud y el ayuntamiento de Ensenada.

«Una vez más agradecemos la disposición y apoyo para paulatinamente ir reactivando los sectores de desarrollo económico que por más de cuatro meses han estado estancados», indicó.

En ese sentido, Badiola Montaño comentó que el Presidente Municipal entregó a la Canirac los distintivos (engomados) de «Destino Seguro», para todos aquellos establecimientos verificados por el Ayuntamiento a su cargo que han cumplido cabalmente con el protocolo de «Mesa Segura».

Agregó que tanto empresarios como autoridades de los tres niveles de gobierno, seguirán trabajando para reactivar a la industria gastronómica no solo del puerto de Ensenada, sino del resto de los municipios de Baja California y de esa manera recuperarnos de las pérdidas económicas provocadas por la pandemia del COVID 19.