Tijuana, B.C.- Con el fin de mantener a directivos de industrias informados sobre lo más reciente en cuanto a operaciones en la nueva normalidad, la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac) llevó a cabo un panel de expertos para abordar el tema de los trabajadores vulnerables.

Así lo dio a conocer Heriberto Galindo Aguirre, presidente de Arhitac, quien presidió esta actividad enmarcada en la junta virtual de socios del organismo, donde se abordó el tema «Cómo proteger a los grupos vulnerables en el entorno laboral con la nueva normalidad».

Los participantes del panel fueron Carlos Martín del Campo, del comité laboral y Baker & McKezie; Gabriela Islava, gerente de Recursos Humanos de Eaton Aerospace Group; y Jorge Arturo Vila, miembro de Asesores en Salud Ocupacional.

En primera instancia, Martín del Campo comentó que la Secretaría de Salud federal finalmente publicó en su página de internet la lista que define con más claridad, qué personas pertenecen al grupo vulnerable, y así evaluar quiénes pueden reintegrarse a sus actividades laborales.

Un punto cuestionable, dijo el experto laboralista, es que la ley federal del trabajo se presta a interpretaciones, como el hecho de si la pandemia se puede considerar como peligrosa e insalubre, dado que es un evento extraordinario.

«De acuerdo con la ley, cuando hay causa de fuerza mayor, la empresa tiene que dar aviso a la Junta de Conciliación y se otorga al trabajador un salario no mayor a 30 días, aunque la recomendación del gobierno del estado es que se pague el 100 por ciento, pero no hay fundamento legal, por lo que aquí lo práctico es llegar a un acuerdo conveniente para ambas partes con los trabajadores», mencionó.

Lo cierto es que si la empresa no cumple con esta obligación de pagar el salario al empleado como dice la ley, ésta queda sujeta a inspecciones si el trabajador se queja; primero por la Secretaría del Trabajo y después por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pudiendo ordenar el cese inmediato de operaciones.

Por su parte, Gabriela Islava, Gerente de Recursos Humanos de Eaton Aerospace, compartiendo una de sus mejores prácticas, destacó que como una forma de mantener relaciones laborales sanas y condiciones saludables en su plantilla de colaboradores, la empresa cuenta con un comité wellness.

Detalló que se emprendió una campaña denominada «Quédate en tu talla», con el fin de promover hábitos de alimentación sana y ejercicios físicos desde casa durante la contingencia, en los que la familia del empleado se podía integrar, además de contar con un programa de asistencia legal, psicológica, de asuntos familiares, entre otros.

«Nos dimos a la tarea de generar dinámicas de bienestar físico, mental y familiar, porque mientras nuestra gente esté bien, se sienta bien, va a ser más productiva y creativa, y estas buenas prácticas se compartieron en las 20 plantas que Eaton tiene en todo el país», enfatizó.

Mientras tanto, Jorge Arturo Vila, de Asesores en Salud Ocupacional, señaló que la pandemia ha sido un acontecimiento que ha tomado por sorpresa al mundo, sobre todo a los médicos, ya que apenas están conociendo la enfermedad del Covid-19, aprendiendo cómo tratarla y con incertidumbre de qué sucederá en el futuro inmediato.

«Lo que podemos rescatar de esto es que ya contamos con un protocolo, diferenciando quiénes son personas vulnerables y quiénes no, donde la Norma 030, que ya existía, nos ayuda a guiarnos sobre las medidas de prevención», anotó.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, las enfermedades asociadas a mayor morbilidad están el embarazo y lactancia, obesidad mórbida, adulto mayor, hipertensos, diabetes, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), asma, padecimientos cardiovasculares o cerebrovasculares, enfermedad renal crónica, estados patológicos con inmunosupresores, VIH, y cáncer.

Por último, Vila resaltó que ante la nueva normalidad, las empresas deben contar con un programa de salud en el trabajo, contemplando acciones preventivas, de atención de emergencias y contingencias sanitarias