A pesar de los esfuerzos por mantener los empleos durante la crisis de la pandemia del Covid-19, la industria automotriz perdió 5 mil fuentes de trabajo registradas en las agencias de autos, que representa 4 por ciento de la plantilla laboral en el rubro de comercio al menudeo, informó Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Aunque en la industria de autopartes se estima que podrían ser hasta 80 mil trabajadores que perdieron su empleo.

Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA) estimó que durante el pico de la pandemia, que obligó al cierre de las operaciones de la manufactura de partes y componentes de vehículos, alrededor de un 10 por ciento del personal perdió su trabajo.

De acuerdo con cifras de la INA, en el sector se generan alrededor de 800 mil empleos directos, así que con base en la estimación del 10 por ciento, la cifra se ubicaría en 80 mil empleos perdidos, además de que muchos trabajadores aceptaron la reducción de sueldos para evitar ser despedidos.

No obstante, ante el panorama de una mejoría en la perspectiva de la industria hacia el futuro inmediato al reanudarse las actividades, el presidente de la INA anunció que se está recontratando la plantilla laboral despedida previamente para alcanzar la demanda de producción.  

Y es que cualquier ajuste que se realiza en producción está basado en expectativas de demanda.

El director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Fausto Cuevas, comentó que en las armadoras automotrices se hizo el mayor esfuerzo por mantener las plantillas laborales, pues es difícil pensar en la recuperación de la producción, con un menor número de empleados.

Con información de El Economista.