Será hasta 2024 que la venta de autos se recupere a niveles de 2019, anticipó Guillermo Rosales, director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA).

Para el cierre de 2020, se prevé que puedan venderse 964 mil unidades, una caída de 27 por ciento en comparación con 2019.

En julio se vendieron 72 mil 897 autos, una baja de 31.3 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, cuando se registraron 106 mil 088, es decir 33 mil 191 menos. En lo que va del año, las encuestas mensuales arrojan que el segmento de venta de vehículos ha prescindido de 5 mil plazas laborales.

En materia de producción de autopartes, Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autoparte, considera que en dos años podría regresarse a niveles de 2018, que reflejaron la producción históricamente más alta.

La producción de autos presenta una contracción anual de 35.47 por ciento en el acumulado del año (enero a julio).

Si se considera sólo el mes de julio, destaca que la producción automotriz aumentó al fabricar 294 mil 946 unidades, lo que significó un avance de 23.44 por ciento mensual.

A tasa anual, presentó un incremento de 0.65 por ciento, siendo su primer avance en 4 meses, debido a que todas las plantas automotrices reanudaron actividades.

Para México, la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) resulta positiva porque el país representa 14 por ciento de las importaciones de Estados Unidos, y 38 por ciento de las exportaciones totales son automotrices.

Por marcas, el mayor incremento se dio en la producción de Ford Motors, con un alza anual de 58.6 por ciento, pese al conflicto que tiene con el gobierno de Chihuahua por limitar la producción al 50 por ciento de la capacidad de sus plantas

Con información de Forbes.