Ciudad de México. La aerolínea mexicana Aeroméxico considera renegociar sus contratos de arrendamiento y deuda por su flota de aviones y para ello utilizará a la firma SkyWorks Capital, según un documento judicial.

En una presentación ante el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Aeroméxico solicitó permiso para retener a SkyWorks durante los procedimientos de bancarrota del Capítulo 11 que la compañía inició a fines de junio.

«SkyWorks trabajará con (Aeroméxico) para desarrollar un plan integral para la reestructuración de las obligaciones de aeronaves (de Aeroméxico)», dice el documento.

Dichas propuestas para proporcionar «cambios en el flujo de efectivo», abarcan la renegociación potencial de los términos de arrendamiento o deuda.

SkyWorks debe asesorar sobre la reestructuración de las obligaciones de Aeroméxico con Boeing en ciertos aviones 737 MAX, según el documento. Eso incluye el potencial de «retrasar o cancelar entregas, que pueden incluir un posible nuevo pedido».

Dos semanas atrás, una jueza de Estados Unidos autorizó a Aeroméxico a devolver 19 aviones y cuatro motores que tiene en arrendamiento como parte de su proceso de reestructura.

Aeroméxico, la principal aerolínea de México, fue la tercera línea aérea latinoamericana en declararse en bancarrota después de que la pandemia del coronavirus afectara su negocio. 

Con información de América Economía.