Ciudad de México. La cementera mexicana Cemex, una de las mayores del mundo, anunció la venta de activos en Reino Unido a la constructora Breedon por valor de 230 millones de dólares, que incluyen aproximadamente 29 millones de dólares de deuda, en el marco de su plan de desinversiones.

En un comunicado remitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cementera apunta que los activos vendidos generaron aproximadamente 29 millones de dólares de flujo de operación en 2018.

De su lado, la compañía ha resaltado su compromiso con el país anglosajón, a través de una «presencia significativa en geografías clave». La sociedad retiene allí el núcleo de su negocio integrado, que abarca la producción de cemento, concreto premezclado, agregados, asfalto y soluciones de pavimentación, entre otros.

Con el cierre de esta transacción, Cemex ha alcanzado su objetivo de desinversión de activos de entre los mil 500 y 2 mil millones de dólares, que se remonta hasta junio de 2018 y está proyectado hasta finales de este año. Los ingresos obtenidos de esta desinversión se utilizarán para la reducción de la deuda y para fines corporativos, explica la empresa.

En el primer semestre del año, Cemex entró en ‘números rojos’ tras acumular unas pérdidas netas de 1.5 millones de dólares, en contraste con las ganancias de 193 millones del año anterior, por unas menores ganancias operativas.

La acción de Cemex a cierre de mercado se sitúa en los 3.06 millones de dólares por acción, mientras que su capitalización bursátil alcanza los 4.558 millones.

Con información de América Economía.